Dan pensiones a familiares de militares en Coahuila

Son 6 mil 734 pesos para beneficiarios de militares fallecidos y de tres mil 367 pesos para elementos lesionados y que pasan por la invalidez temporal o permanente.
Reconocen a militares heridos y muertos en la lucha contra el narcotráfico.
Reconocen a militares heridos y muertos en la lucha contra el narcotráfico. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

La lucha contra el narcotráfico es prioridad para el Gobierno de Coahuila y la alianza con el Ejército Mexicano es fundamental para el éxito y reconocer a los elementos castrenses heridos o muertos es una obligación, manifestó el gobernador Rubén Moreira, al entregar pensiones a familiares de militares caídos o incapacitados en el combate a la delincuencia.

Señaló que ahora México no sólo tiene sus héroes en los Libros de Texto, sino también en los cuarteles del Ejército Mexicano y de las Fuerzas Armadas.

A nombre de los militares que perdieron la vida en el cumplimiento del deber en el combate a la delincuencia, el Cabo de Infantería Retirado, quien sufrió heridas de gravedad que le incapacitaron permanentemente para el servicio, patentizó su orgullo de pertenecer al Ejército.

Las pensiones vitalicias equivalen al mes a seis mil 734 pesos para beneficiarios (as) de militares fallecidos y de tres mil 367 pesos para elementos castrenses lesionados y que pasan por la invalidez temporal o permanente.

“Los delincuentes lastimaron mi cuerpo, pero jamás mi honor, ni el orgullo de haber pertenecido y de hecho seguir perteneciendo, a esta gran Institución llena de hombres con sentido del Honor, Entrega y Sacrificio”.

De acuerdo al Decreto 261, que en su Artículo Primero establece que son sujetos a este beneficio (pensión vitalicia hasta por 110 salarios mínimos vigentes), los elementos del Ejército Mexicano y de la Armada de México, que participando en el combate al crimen organizado dentro del Estado, fallezcan, o resulten con incapacidad parcial o total permanente que los imposibilite para continuar laborando en las tareas que venían realizando entregó los apoyos económicos.

Los Cabos en Retiro Mario Alberto Macías García y Teobaldo García Mendoza, lesionados en Coahuila en la lucha contra la delincuencia, actualmente incapacitados de Saltillo y Yucatán, respectivamente, recibieron sus Pensiones Vitalicias que se les entregará mensualmente.

En tanto, familiares de los extintos soldados Anselmo Tomás Hernández de Hidalgo, Saúl Martínez Manuel y Ángel Osvaldo Hernández, ambos de San Luis Potosí, Eleazar Cabrera Hernández y Martín Molina Vicente, los dos de Saltillo, recibieron sus respectivos apoyos.

“No se han escatimado esfuerzos y recursos por hacer imperar el Estado de Derecho, la legalidad y la justicia en Coahuila y en todo el territorio nacional”.

Destacó que en la lucha contra la delincuencia, los elementos del Ejército Nacional “todos los días en Coahuila han hecho patente su preparación y entrega para afrontar los retos del presente, ratificándose como actores centrales en la defensa de las Instituciones democráticas, la legalidad y la soberanía nacional”.

“Los delincuentes lastimaron mi cuerpo, pero jamás mi honor, ni mi orgullo de pertenecer a esta institución".

La entrega de las pensiones a militares caídos o incapacitados en la lucha contra el crimen, dijo “cumple con un compromiso social de agradecimiento y solidario con los integrantes del Ejército y la Armada de México, que arriesgaron su integridad o entregaron su vida”.

Las pensiones vitalicias, equivalen a seis mil 734 pesos para beneficiarios (as) de militares fallecidos y de tres mil 367 pesos (en ambos casos cada mes), para elementos castrenses lesionados y que pasan por la invalidez temporal o permanente.