Pendientes desde FCH provocaron poco flujo

El senador hidalguense justifica el avance en proyectos federales en Hidalgo por la poca disponibilidad de recursos ya etiquetados.
Fayad Meneses confía en que se terminen las obras y compromisos pactados.
Fayad Meneses confía en que se terminen las obras y compromisos pactados. (Arturo González)

Pachuca

El senador del PRI, Omar Fayad Meneses, justificó que los pocos recursos destinados a los compromisos presidenciales en el primer año de gobierno se deben a los pendientes que la actual administración federal heredó de su antecesora en materia financiera, ya que había programas y proyectos en los que estaba comprometido el presupuesto de 2013.

“Los recursos se han ido ministrando como ha sido posible. Recordemos que este ha sido quizás el año más complicado de la administración federal de Peña Nieto en virtud de que muchas cosas las recibió programadas y proyectadas como están, entonces esperemos que en el tema de los recursos a partir de 2014 y en adelante fluyan de manera más ágil para que los proyectos puedan concretarse”.

Aunque reiteró que en el aspecto económico los primero 365 días del ex gobernador del Estado de México han sido difíciles, lo que ha impedido un mayor avance en sus 266 promesas de campaña que firmó ante notario, entre ellas las seis que realizó con Hidalgo en su última acto proselitista el 20 de mayo de 2012 en la Plaza de Toros Vicente Segura, el legislador  consideró que tras la aprobación de la reforma hacendaria en el Congreso el próximo año tendrá una nueva perspectiva económica, lo que permitirá acelerar las obras.

En el caso de Hidalgo reconoció que existe poco y nulo progreso en dos de los compromisos; sin embargo, destacó que el complejo académico Pachuca, Ciudad del Conocimiento y la Cultura, que presentó en enero el presidente en la capital, tiene un avance importante y que en 2014 con 200 millones de pesos más del Presupuesto de Egresos de la Federación concluirá los trabajos en un 70 por ciento, además de añadir que al término del sexenio éste y los cinco proyectos restantes serán terminados.

“Se cumplió el primero de seis años y los compromisos que firmó Peña Nieto tienen todo ese lapso para ser cumplidos, así que iremos viendo avances en casos como la Ciudad del Conocimiento, la modernización de la carretera Pachuca-Huejutla. Hemos visto menor avance en el tema de la Refinería y todavía no termina con concretarse el aeropuerto de Tizayuca, por aspectos que tienen que ver exclusivamente con lo técnico”, señaló.

Con el eslogan: “tú sabes que voy a cumplir”, durante la campaña electoral de 2012 el entonces candidato Enrique Peña Nieto signó ante notario público 266 compromisos, mismos que prometió concretaría al llegar a la Presidencia.

Con doce meses cumplidos en la residencia oficial de Los Pinos el primer mandatario sólo ha cumplido con cuatro compromisos de campaña, según la solicitud 0210000164413 que respondió la propia Presidencia de la República el 6 de noviembre pasado: crear el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM); el Consejo Consultivo Empresarial para el Crecimiento Económico de México; reducción del 10 por ciento al transporte Ferry en la ruta Cozumel-Playa del Carmen, y “reencarpetamiento” de la carretera Santa Bárbara-Izúcar de Matamoros, en el tramo Chalco-Cuautla.

Según proyecciones del gobierno estatal, de los compromisos que firmó ante la fe del notario Martín Islas Fuentes el 20 de mayo de 2012 en Hidalgo, el primero en concluirse podría ser la Ciudad del Conocimiento.

En contraparte, la refinería Bicentenario podría no estar en funciones en 2018, ya que después de casi cuatro años de construcción sólo tiene avance en su barda perimetral y en una celda para la reubicación de desechos.