"Selfies" y porras en evento de Peña

La concurrencia debió esperar poco más de dos horas para el inicio de la inauguración del gasoducto en Los Ramones.

Los Ramones

No importa el retraso, siempre hay tiempo para las "selfies", así lo demostró el presidente Enrique Peña Nieto al arribar al nuevo gasoducto en el municipio de Los Ramones.

Pasadas las 15:20, el Primer Mandatario, acompañado de los gobernadores de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz y Tamaulipas, Egidio Torre; y el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, arribaron al sitio.

A pesar de que la concurrencia es limitada a funcionarios públicos, empresarios y algunos empleados de Pemex, algunos "acarreados" fueron situados estratégicamente para la hora de las porras y las fotos.

La temperatura ambiental y la falta de batería en los dispositivos móviles ya había empezado a hacer mella en la concurrencia, que debió esperar poco más de dos horas para el inicio del evento, que en teoría, tendría una duración de 90 minutos.

Durante la espera, los funcionarios de "primera fila" aprovecharon para ponerse al día; en pequeños grupos, las charlas comenzaron a subir el calor que faltaba en el exterior.

El diputado federal Héctor Gutiérrez de la Garza compartió su tiempo con la senadora Ivonne Álvarez y el procurador Adrián de la Garza.

A la izquierda los funcionarios estatales; Héctor Morales, secretario del Trabajo; Aurora Cavazos, de Educación; y el vocero Jorge Domene.

También en primera fila hacia el otro extremo, los cenopistas; la senadora Cristina Díaz Salazar y el diputado federal, Hector García.

Debido al retraso, el programa fue recortado; el primero en tomar la palabra fue el gobernador Rodrigo Medina quien al menos en cinco ocasiones se dirigió directamente al Presidente para agradecerle su "visión".

Sólo ocho minutos de discurso, hasta ahora el más corto que ha dirigido el mandatario estatal en un evento oficial.