Insuficiente, asfalto para la México-Tuxpan

Personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes señala que el tramo afectado es el Ávila Camacho-Nueva Necaxa, el cual conectará con el Ávila Camacho-Tihuatlán, en operación desde 2012.
La falta de cemento asfáltico es un problema nacional, consideran trabajadores de SCT.
La falta de cemento asfáltico es un problema nacional, consideran trabajadores de SCT. (Samuel Hernández)

Tuxpan

El avance del tramo Ávila Camacho-Nueva Necaxa de la autopista México-Tuxpan enfrenta un obstáculo material debido a que Petróleos Mexicanos ha dejado de surtir cemento asfáltico para el tendido de la carpeta que comprenderá ese tramo carretero en sus 36.6  kilómetros. 

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes destacó que el avance de esa carretera se está viendo mermado por la falta de asfalto de Pemex, por lo que resta tender 29.7 kilómetros de carpeta de 18 centímetros de esa carretera que comunicará a Tuxpan en dos horas y media al Distrito Federal.

De los 29.7 kilómetros que faltan por asfaltar en los 36.6 kilómetros del tramo Ávila Camacho-Nueva Necaxa de la México-Tuxpan se requiere pavimento para poder cubrir el faltante en el tendido de base de 12 kilómetros, subrasante de cuatro kilómetros y subyacente de tres kilómetros.

“Tenemos un problema con Pemex que no está surtiendo cemento asfaltico, pero estamos presionando con ellos”, reconoció el personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que presentó a empresarios e integrantes de la clase política del norte de Veracruz los avances de ese carretero de la México-Tuxpan.

Se dijo por el personal federal que la falta de asfalto es un problema nacional, por lo que ese tema está afectando el avance de ese tramo carretero en el que se invierten 7 mil millones de pesos por parte de la empresa AUNETI, compuesta por ICA y Global Vía.

Esa falta de asfalto ha mermado los trabajos que realizan en la zona de construcción del tramo carretero las dos expendedoras y dos plantas de asfalto, que trabajan en el tendido de la carpeta asfáltica de esa vía que conectará con el tramo Ávila Camacho-Tihuatlán de la autopista México-Tuxpan, que en el 2012 fue abierto a la circulación vial y funciona ya ahorrando un recorrido de hora y media al centro del país.

El Ávila Camacho-Tihuatlán consta de dos carriles en longitud de 48.1 kilómetros y se desarrollaron mediante Obra Pública No Presupuestal; a la par del mismo se realizó un ramal de conexión a Ávila Camacho de 8.3 kilómetros que también funciona.

En la construcción de la México-Tuxpan se destinó un presupuesto de 11 mil 767.0 millones de pesos para la realización de una longitud de 93 kilómetros de la autopista que dará continuidad y ofrecerá mejores condiciones de operación al tránsito que circula a esta ciudad y al DF.

Con la apertura total de esa vía la continuidad será para los flujos de largo itinerario, logrando con ello mejores velocidades y así como tiempos de recorrido para el transporte de carga y pasajeros que transiten por el Corredor Troncal México-Tuxpan. 

La puesta en marcha de esa vía dará una solución al problema de tránsito al cruzar la zona montañosa de la Sierra Madre Oriental, que tarda hasta dos horas para cruzar esa zona del país en su intento por llegar a la capital del país.