Curas pederastas se rehabilitarán en Coahuila

Se trata de Casa Emaús y según la Diócesis de Saltillo recibirá a sacerdotes "de diferentes partes de México, incluso de Estados Unidos".
La Organización de Seminarios de México renueva las normas básicas para la formación de los sacerdotes.
La Organización de Seminarios de México renueva las normas básicas para la formación de los sacerdotes. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

De acuerdo con fuentes del Seminario de Torreón, está por concluirse en Arteaga, Coahuila, un centro de apoyo espiritual y psicológico, para curas con problemas como la pederastia.

Se trata de Casa Emaús, la cual según la Diócesis de Saltillo, en su sitio www.diocesisdesaltillo. org.mx, recibirá a sacerdotes "de diferentes partes de México, incluso de Estados Unidos".

Tiene capacidad para 20 sacerdotes, con un programa de atención que tiene una duración mínima de tres meses y máxima de cinco.

"Pensar en un departamento de psicología hace 30 años era imposible", David Pérez, formador del Seminario de Torreón.

El sitio contará con los servicios de psicología, dirección espiritual, atención médica y la manutención de los internos en todos sus lineamientos.

Según el sitio, hay un centro de apoyo similar en Monterrey, enfocado a la rehabilitación de sacerdotes en situaciones o momentos difíciles que van desde lo moral a lo espiritual y psicológico", donde se detalla que se ha dado de alta a 43 sacerdotes.

El sacerdote Rodolfo Mora Becerra, religioso Misionero de Guadalupe, fundador y director del Programa Emaús, explica que el proyecto surgió del compromiso hecho con el Cardenal Adolfo Suárez Rivera, quien antes de fallecer le solicitó personalmente a nombre de la Provincia, iniciar un proyecto de atención a sacerdotes con problemáticas específicos.

En el caso de Casa Emaús de Arteaga, se detalla que tendrá sede en el poblado de El Tunal.

Las acusaciones de pederastia afectan la credibilidad de la religión católica, tanto en la cantidad de fieles como de jóvenes con vocación para ser sacerdotes, declaró Luis Servando Orozco Rodríguez, Párroco en la Iglesia de San Martín de Porres.

Se habla de una disminución actual de un 13 a un 15 por ciento de quienes se declaran católicos, sin embargo México es de los países con cifras más altas, comentó.

“Ahora hay muchos ataques, ciertos y no de pederastia y de tantas cosas que no podemos negar que si hay casos. Esto claro que afecta”.

El Seminario de Torreón integró en su proceso de formación de sacerdotes un departamento de atención psicológica para evitar trastornos como la pederastia, de acuerdo con David Pérez, miembro del equipo formador.

Manifestó que la Organización de Seminarios de México que renueva las normas básicas para la formación de los sacerdotes y emitió desde la Ciudad de México la invitación para integrar en la preparación de sacerdotes, el proceso de desarrollo personal, mediante un departamento de psicología.

“Pensar en un departamento de psicología para un seminario hace 30 años era imposible. Pero era muy necesario integrar a nuestros procesos de formación, un proceso de salud física y psíquica, que nos ayude a no caer en patologías como la pederastia, o en desordenes sexuales. Porque todo ser humano está llamado a integrar su vida afectiva y su vida sexual... El papa Francisco nos ha dado el impulso de decir: dejémonos de cosas y pongamos la mirada en Jesús”, declaró.