San José de Cloete, la riqueza de los pobres

La comunidad está en el municipio de San Juan de Sabinas. "Por encima de la salud y la esperanza de vida, está el carbón sacado de forma irresponsable y violenta y eso es deshumanizante”.
De 65 aún faltan 63 cuerpos de mineros por rescatar.
De 65 aún faltan 63 cuerpos de mineros por rescatar. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Cristina Auerbach relata que la situación de la minería en Coahuila es delicada y por momentos toma un cariz surrealista e infame, debido a que en el caso de San José de Cloete, un poblado del municipio de San Juan de Sabinas que habitan 3 mil 977 personas, la Prodemi le adquiere carbón a 20 empresas que ponen en riesgo la viabilidad del lugar.

“Esta es la región más pobre de Coahuila aunque de aquí se saque el 10 por ciento de la energía eléctrica del país”, señaló Cristina Auerbach.

La situación es en extremo explosiva y reseña que incluso las casas presentan fracturas en tanto que las familias intentan impedir que avancen los tajos interponiéndose de frente ante las máquinas.

“Para ellos por encima de la vida de las personas, de los niños y los pueblos, porque hay plantas lavadoras adentro de los pueblos y hay minas. Por encima de la salud y la esperanza de vida, está el carbón sacado de forma irresponsable y violenta y eso es deshumanizante”.

Como parte del plan de desarrollo municipal, Cloete es percibido como un diamante negro toda vez que la extracción del cabrón coquizable, utilizado en la fabricación de hierro y acero, se ha priorizado a costa de la población.

Azotados también por la presencia del crimen organizado, que por un tiempo se apoderó de las minas y la extracción del carbón, la activista refiere que la situación no ha cambiado a pesar de que el narcotráfico fue expulsado del pueblo.

“Hace una semana estábamos en Cloete cuando llegó gente de Protección Civil de Sabinas, muy agresiva, por supuesto. Decían ‘Ustedes no saben cómo estaba esto antes cuando era el crimen organizado el que lo controlaba’. Yo les respondí que finalmente las familias se quejan de lo mismo, los centros de trabajo no registran a los trabajadores y seguimos encontrando niños en las minas de carbón”.

Más aún recordó que fue el propio alcalde de Sabinas, César Alfonso Gutiérrez Salinas, quien perfiló la situación al establecer que por encima de la población y sus casas está la extracción del carbón.

“Con esa lógica no puedes esperar nada de Coahuila, porque el gobernador Rubén Moreira sabe perfectamente la corrupción que existe en Prodemi y no lo quiere arreglar”, acota.

Auerbach redondea la situación al decir que el gobierno estatal no tiene facultades en el tema, pues la minería es de competencia federal pero la Prodemi, instituida por el ex gobernador Enrique Martínez, hoy Secretario de Agricultura, pretendía constituir contratos con la Comisión Federal de Electricidad para extraer carbón a través de pequeñas y medianas empresas.

Recordó que fue el propio alcalde de Sabinas, César Alfonso Gutiérrez Salinas, quien perfiló la situación al establecer que por encima de la población y sus casas está la extracción del carbón.

“Se pretendía no hacer una gran empresa sino que las pequeñas empresas trabajaran para el desarrollo de la región y si tú ves el plan de desarrollo, esta es la región más pobre de Coahuila aunque de aquí se saque el 10 por ciento de la energía eléctrica del país”.

Para este noveno memorial las familias de los mineros realizan una misa a las 10 de la mañana en Pasta de Conchos, en tanto que a las 12 del mediodía se realizará un acto similar afuera de las oficinas de Grupo México, en la Ciudad de México.

Alejados de discursos oficiales, el memorial en la mina Pasta de Conchos no es una actividad sindical o donde participen partidos políticos y alcaldes, es el memorial de las familias, a quienes les deben la recuperación de los cuerpos de sus familiares, recalcó la activista.