Monterrey clausura paso deprimido; SCT culpa a lluvias

El secretario del Ayuntamiento, Jesús Hurtado, responsabilizó al Gobierno Federal y Estatal por los malos trabajos que se han realizado en materia de sistemas de construcción.
El paso deprimido en Lázaro Cárdenas fue suspendido provisionalmente.
El paso deprimido en Lázaro Cárdenas fue clausurado por el municipio de Monterrey. (Foto: Carlos A. Rangel)

Monterrey

Luego de los estragos y daños a vehículos que generaron la caída de lozas del paso a desnivel que recién se construyó en la avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de Mederos, Protección Civil de Monterrey clausuró esta obra.

Al acudir al lugar donde verificaron la caída de siete lozas de concreto con un peso aproximado a las tres toneladas, el secretario del Ayuntamiento, Jesús Hurtado, anunció la clausura y responsabilizó al Gobierno Federal y Estatal.

El funcionario dijo que tuvo que hacer frente a la administración municipal, ya que aseguró que ni personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ni del Gobierno Estatal acudieron al lugar, ya que según Hurtado, Protección Civil de Nuevo León debió acudir, sin embargo. Protección Civil Municipal es la que clausurará.

"En este momento Protección Civil Municipal va a elaborar una clausura preventiva de los trabajos de prevención, dejando a la constructora que haga los trabajos de remediación, de tal forma de no poner en mayor riesgo a los transeúntes a los vehículos que puedan transitar por esta área, exigimos la presencia de las autoridades responsables de la obra, en particular del Centro SCT, que hagan presencia en estos trabajos.

"Desafortunadamente en ausencia de esta presencia nosotros tenemos qué, como municipio, hacer las labores de contingencia, así mismo el Gobierno del Estado tiene la responsabilidad a través de Protección Civil por ser una obra que tiene más de mil 500 metros de construcción y por ser una obra federal, la autoridad competente en materia de protección civil es el Gobierno del Estado", dijo.

Mencionó que para el próximo lunes fue citado el personal de la SCT ante la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey para rendir un informe y elabore un plan de contingencia en relación al sistema de construcción y las remediaciones de la obra.

Tras la clausura señaló que los únicos trabajos permitidos serán los de remediación.

"Esta es una obra de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, es una obra del Gobierno Federal, desafortunadamente después de 40 minutos de lluvia intensa que se registraron en el sur de la ciudad dejan en evidencia los malos trabajos que se han realizado en materia de sistemas de construcción.

"Desgraciadamente pudo haber una tragedia mayor al momento de caer lozas prefabricadas a un tráiler, afortunadamente no fue a un vehículo familiar, a un carro, de tal manera que nosotros estamos haciendo presencia como municipio por los riesgos que representa esta obra.

"Desafortunadamente en estos trabajos se han llevado más de 16 meses, es decir, más de un año y cuatro meses, en los cuales el ciudadano ha tenido que sufrir muchas de las deficiencias del tráfico y esto es un riesgo mayor por el peligro que representa", agregó.

Como alternativas viales, el municipio informó que está la avenida Garza Sada, además de los carriles laterales de Lázaro Cárdenas y el bulevar Acapulco, y no se determinó por cuánto tiempo estarán cerrados estos carriles centrales.

Culpa SCT a lluvias 

La Secretaría de Comunicación y Transporte (SCT) atribuyó el derrumbe de las lozas del puente deprimido de la avenida Lázaro Cárdenas a la fuerte lluvia que se registró este mediodía en el sur de Monterrey.

Heriberto Treviño Lozano, delegado de la SCT, informó que la obra no ha sido concluida en su totalidad, pues actualmente se está realizando la segunda etapa.

"Tuvimos un gran exceso de agua en esa zona, hay una fuerte corriente que vino de aguas arriba, nos informa Protección Civil que se desbordaron dos arroyos que están por arriba y eso fue lo que lo provocó, la gran fuerza y la gran corriente de agua".

En rueda de prensa, el funcionario mencionó que de acuerdo a unos estudios que se realizaron en el lugar, no hay daños estructurales en el puente, descartando que exista algún riesgo para los automovilistas.

"Es una obra que está en la segunda etapa de su construcción y quiero decirles que la obra estructuralmente no cuenta con ningún problema... No existe daño alguno en la cuestión de los soportes, no hay daño estructural", indicó.

Treviño Lozano mencionó que son alrededor de 11 o 12 lozas las que fueron derribadas, de las cuales ya fueron retiradas algunas cuatro o cinco.

Al cuestionarle que la obra ya tiene varios meses de retraso, los cuales de no haberse presentado no hubiera ocurrido el deslave, el delegado de la SCT argumentó que se debieron a que se está haciendo un drenaje pluvial precisamente para evitar incidentes.