Basura impide drenar el Paso 11-40

El titular de comunicación de Sideapa Gómez Palacio, Javier Rodríguez, dijo que las bombas no fallaron, pero los residuos que los ciudadanos dejan en las calles funcionó como un tapón.

Gómez Palacio, Durango

Luego de que se presentara una lluvia atípica la noche del martes que acumuló 21 mm de agua, se taparon los pasos deprimidos tanto el 11-40 como el de la Urrea por el acumunlamiento de basura, las bombas funcionaron correctamente.

Sin embargo el taponamiento que se presentó en las rejillas fue producto de la acumulación de plásticos y hasta maderas, retrasó las labores de desagüe en ambos pasos deprimidos. 

“Plástico, hojas, basura de todo tipo, hasta cimbra de madera se retiró del lugar, para que las bombas volvieran a funcionar por sí solas, reanudando la circulación vehicular cerca de la una de la mañana”. 

Javier Rodríguez Villa, encargado de comunicación de Sideapa compartió que las bombas no fallaron, estas funcionaban de manera normal, sin embargo la basura que los ciudadanos dejan en las calles funcionó como un tapón, que impedía el paso del líquido en las rejillas que tienen de filtro las bombas en ambos pasos deprimidos. 

El paso deprimido de la Urrea o también conocido de Santa Rosa sufrió la misma situación que el 11-40, las bombas funcionaron al cien por ciento, lo que impidió la labor de desasolve fue el tapón de basura que se acumuló en las rejillas de la base de las bombas. 

Por su parte Alonso Gómez Vizcarra, titular de Protección Civil en Gómez Palacio, informó que la inundación del paso deprimido 11-40 se debió a la acumulación de basura, esto ocasionó que resto de bolsas de plásticos, vasos de unisel, bolsas de comida, entre otros materiales impidieron el paso del agua que extraían las bombas, creando momentáneamente un tapón que provocó la inundación. 

Exhortó a la población a no arrojar basura a las calles, pues la acumulación de basura impide un desagüe correcto del agua de lluvia, ocasionando inundaciones y automóviles varados con fallas mecánicas.