Pasión de los jóvenes marcó la diferencia

“Tenemos que representar a México, yo no he comido, ustedes tampoco, pero tenemos que dar el corazón”, les dijo.
César Chávez Olivares les infundió ánimo y valor.
César Chávez Olivares les infundió ánimo y valor. (Cortesía)

Pachuca

La perseverancia, el esfuerzo y la pasión de los jóvenes fue lo que marcó la diferencia para obtener el campeonato, así lo considera César Chávez Olivares, coach del equipo ganador del mundial Vex Robotics 2014.

Al acompañar al grupo de cinco jóvenes a un campeonato mundial externó que el que no sufre no disfruta: llegó el momento en que ya querían “tirar la toalla”, pero su función era infundirles ánimo y valor: “jóvenes tenemos que representar a México, yo no he comido, ustedes tampoco, pero tenemos que dar el corazón. No nos podemos echar para atrás, vamos a seguir. Hemos perdido dos match (juegos) pero por nuestras familias hay que echarle todo el corazón”.

Fue un momento en el que se les estaba yendo de las manos el campeonato, recordó. “Ganamos un campeonato pero realmente los jóvenes hicieron mucho esfuerzo, pusieron pasión, fuimos la cara de México”, comentó. El esfuerzo fue lo que marcó la diferencia además de la inversión educativa que les ha dado la oportunidad de participar en un campeonato internacional.

Aunque afirmó que estos recursos no fueron suficientes pues cada alumno tuvo que gastar alrededor de 10 mil pesos para el gasto de las VISAS, el cual fue cubierto por los padres de familia y otros imprevistos. “Hubo un momento en que nos tuvimos que cooperar para dos motores que se dañaron en el traslado pero allá vendían las refacciones. No fue realmente mucho pero la universidad tendrá que a lo mejor regresar esa inversión”. 

Explicó que para pertenecer a la academia de Robótica se necesita tener buen promedio, requisito que cumplieron los jóvenes campeones mundiales. Para obtener el éxito se necesitó de un porcentaje de suerte, talento y un 90% es estrategia. 

Destacó que fueron cuatro premios el de excelencia, el de construcción, el de programación, y el campeonato del mundo, el cual ganó su equipo dirigido. Refirió que todavía no reciben algún incentivo o premio como tal. Se les entregó una medalla y el trofeo del campeonato.

“No nos han comentado si va a haber algún proyecto en el que podamos participar, alguna beca, una tableta; ahora a esperar, a lo mejor el premio viene más adelante pero ya ganar y ser de México yo creo que es uno de los premios más grandes, poner en alto a nuestro país, ya lo demás es añadidura”.

Claves

Para saber

- La primaria 18 de Marzo obtuvo el premio Build Award en la categoría de Elemental School y es la primera primaria de Hidalgo que asiste a este tipo de justas.

- La secundaria No. 56 ganó el premio al trabajo en equipo otorgado por 300 jueces de la justa. El único equipo del Bachillerato de Ixcatlán calificó entre los 16 mejores del mundo; el plantel no está subsidiado por el gobierno y terminó en décimo lugar.

- El CBTis 139 de Hidalgo acabó en el quinto lugar y la Universidad Tecnológica de Tula-Tepeji recibió el reconocimiento a la creatividad.