Área comercial de Santa Lucía se queda en el intento

El proyecto impulsado durante el gobierno de Natividad González cuenta aún con muchos locales vacíos y la adquisición de los departamentos construidos va muy lenta.

Monterrey

Aunque con el proyecto del Paseo Santa Lucía se tenía una alta expectativa para impulsar el comercio en la zona centro de Nuevo León, a seis años de su inauguración no muestra el avance prometido.

En la administración 2003 - 2009, el entonces gobernador del Estado, José Natividad González Parás, lo promulgó como una "palanca generadora de empleo".

Sin embargo, la zona cuenta con cerca de 15 locales, de los cuales la mayoría comercializa al pasar el mediodía o sólo durante las tardes, pues la afluencia de clientes y turistas no ha sido la esperada.

En un recorrido por el área, los locatarios, que en su mayoría ofertan comida tipo snack, comentan que los fines de semana el paseo cuenta con gran cantidad de transeúntes, pero el resto de los días se visualiza desolado y es hasta por las noches cuando las visitas aumentan.

Por su parte, los residentes de los antiguos condominios expresan sentirse satisfechos con la construcción del Paseo Santa Lucía, principalmente por las áreas verdes y la seguridad continua en sus 2.5 kilómetros de longitud.

Pero destacan como problemática la poca privacidad en sus viviendas, así como la nula vigilancia de sus casas que se encuentran expuestas hacia los paseantes, factores que han incrementado el número de robos en sus colonias.

"En tres meses nos han robado dos bicicletas, se están metiendo. Una vez fue en pleno medio día, fue hace dos meses y medio más o menos, y esta vez fue hace cuatro días, mi hijo dejó la bici y en lo que vino y fue ya no estaba", detalló una mujer que habita entre el Paseo Santa Lucía y la calle Vicente Riva Palacio.

La visualización del proyecto urbano no fue simplemente comercial, pues también se propuso que la zona sería apta para crear nuevos edificios residenciales.

En el discurso inaugural del Paseo Santa Lucía, González Parás declaró: "Es un detonador de la transformación urbanística del centro de la ciudad, y lo que ahora, con el esfuerzo de generaciones hemos podido propiciar, es pasar el umbral de lo que era una ciudad de provincia en crecimiento a una metrópoli intermedia de calidad mundial que queremos que esté en la lista de las grandes ciudades del mundo".

Dadas las expectativas, la constructora Desarrollos Delta fue de las pocas en invertir para generar sectores inmobiliarios, ya que la propuesta urbana 'La Capital', ubicada en Washington #1400, es la única edificación contemporánea.

El complejo residencial cuenta con dos edificios, uno con departamentos en venta que se cotizan desde dos hasta cinco millones de pesos, costos que varían dependiendo la vista, medidas y distribución de espacios.

El segundo edificio que es de menor altura, está destinado a la renta de condominios que se cotizan desde 7 mil 620 hasta 14 mil 526 pesos mensuales; los más económicos cuentan con 40 metros cuadrados, mientras que los más costosos miden el doble.

Aunque se ofrecieron con tiempo de anticipación a su apertura, empleados del lugar calculan que se han rentado 80 departamentos de 189 disponibles.

Una problemática similar se presenta en la plaza comercial construida bajo el inmueble, pues cuenta con sólo dos negocios de comida y una tienda de conveniencia, mientras que alrededor de éstos se visualizan locales con lonas anunciando su "próxima apertura" en agosto... de 2013.

Por su parte, Juan Ignacio Barragán Villareal, quien fungió como presidente ejecutivo de la Agencia para la Planeación del Desarrollo Urbano de Nuevo León en la administración de González Parás, indicó que: "el proyecto de Paseo Santa Lucía sí ha tenido despegue, pero más lento de lo que se pensaba".