Definirán segunda fase del Paseo Morelos en septiembre

En la reunión que sostuvieron diversos grupos de comerciantes y ciudadanos no se llegó a un acuerdo respecto a la movilidad que tendrá la avenida.
Obras del Paseo Morelos aún sin entrar en la segunda fase.
Moreleando y Consejo Morelos argumentaron que resulta mejor mantener una circulación de dos carriles. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

La segunda fase del Paseo Morelos quedará definida hasta septiembre, pues en la última reunión que sostuvieron diversos grupos de comerciantes y ciudadanos fue imposible definirlo.

La discusión giró en torno a que miembros de Moreleando y del Consejo Morelos argumentaron que resulta mejor mantener una circulación de dos carriles y cerrar el paso de los vehículos únicamente en determinados días y horarios, mientras que los organismos empresariales y comerciales afirmaron que resulta mejor darle un sentido semipeatonal, tal como propone el municipio de Torreón.

El titular de la Dirección de Obras Públicas en Torreón, dijo que estructuralmente las labores de la primera etapa están por terminar y el debate central sigue en definir si dejarán para circulación de vehículos uno o dos carriles.

Entre las organizaciones a favor de la segunda propuesta estuvieron las asociación de Comerciantes del Centro Histórico y la Lagunera de Hoteles, así como la Cámara de Comercio (la cual fue sede el encuentro).

La justificación de esas organizaciones fue que resulta un proyecto a largo plazo que traerá beneficios económicos, aunque los integrantes de las otras dos organizaciones manifestaron que no existe seguridad en cuanto a eso por la carencia de un plan para incentivar inversiones y la falta de puestos para estacionarse en las inmediaciones de la avenida.

Gerardo Berlanga Gotés, titular de la Dirección de Obras Públicas en Torreón, dijo en entrevista que estructuralmente las labores de la primera etapa están por terminar y el debate central sigue en definir si dejarán para circulación de vehículos uno o dos carriles.

"Todos los cruces están abiertos y no se cierra la circulación en ninguno, pero el debate está entre uno o dos carriles para el paso de automóviles. Hay voces encontradas [...] aunque como tal el proyecto está pensado como semipetonal: un carril con de circulación y con un área de estacionamiento", expuso.

Por su parte, Vanessa García, integrante de Moreleando y quien cuenta con un negocio en la citada avenida, argumentó que de realizarse el proyecto semipeatonal existe el riesgo de afectar más la economía de algunos lugares, los cuales con las obras de la primera etapa vieron una merma considerable en sus ventas.

"De aquí a que se den esos incentivos para favorecer a que la gente venga a caminar van a pasar uno o dos años y muy probablemente los que estamos rentando ahorita para negocios pequeños no resistamos tanto tiempo. Puede que esto eleve y encarezca las rentas para darle pie a marcas y tiendas anclas para posicionarse de la avenida, dinero que no se va quedar en La Laguna", expuso.

Elías Agüero, vocero de Moreleando, dijo que la reunión los deja escépticos con respecto a que las propuestas que presentaron previamente vayan a realizarse.

En contraste con Obras Públicas, Hugo Pérez Agüero, representante de la empresa constructora EIPSA que tiene a su cargo las labores de la primera etapa, dijo que todavía le restan tres meses a los trabajos de construcción y no estarán listos para el 15 de septiembre como fue manejado por la dependencia la semana pasada.

"Estábamos en un avance del 45 por ciento en lo que respecta a los índices económicos, pero ya en lo que es real llevamos alrededor de un 55 a 60 por ciento. Estimamos terminar la primer fase en tres meses, es decir a primeros de noviembre", detalló.

Elías Agüero, vocero de Moreleando, dijo que la reunión los deja escépticos con respecto a que las propuestas que presentaron previamente vayan a realizarse, además de que no existe una planeación en cuanto a las fases de la obra, así como acciones para atraer más negocios.

"En lo particular me deja un sabor de boca en el cual seguimos resistiendo a una decisión que sentimos que ya está tomada, creo que se ha cambiado una parte del sentido del proyecto pero seguimos ventilando los mismos errores que han tenido", expresó.