Partió la antorcha guadalupana rumbo a Ciudad de México

Corredores del grupo Antorcha Guadalupana 2014 partieron rumbo a la Ciudad de México en busca del fuego que transportarán desde la Basílica de Guadalupe hasta Puerto Vallarta

Puerto Vallarta

Este lunes los corredores del grupo Antorcha Guadalupana 2014 partieron rumbo a la Ciudad de México en busca del fuego que transportarán desde la Basílica de Guadalupe hasta Puerto Vallarta, en un recorrido que tendrá una duración de más de tres días.

La despedida se realizó con una misa en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, con la que además se celebraron 38 años de llevar a cabo esta maratón.

Al igual que cada año, salieron trotando luego del banderazo de salida en la Parroquia de Guadalupe, para recorrer el centro de la ciudad hasta la unidad deportiva “Agustín Flores Contreras”, donde abordaron los vehículos que los llevarán hasta el Distrito Federal, en donde este martes 9 de diciembre a las 12 del mediodía se celebrará una misa para entregarles la llama que trasladarán hasta Puerto Vallarta y protagonizar uno de los momentos cumbre de las tradicionales fiestas guadalupanas.

Desde ese momento empieza su peregrinar hasta retornar a casa el viernes 12. Son 50 corredores, grupo que se renueva parcialmente cada año, de tal forma que siempre hay jóvenes debutantes, quienes desde el mes de febrero se prepararon para que fueran aprobados a pertenecer a la Maratón Guadalupana de Puerto Vallarta.

Pero además realizan una preparación espiritual, “desde febrero nos damos a la tarea de tener una serie de reflexiones, mes con mes, a través de exposiciones, talleres de participación que nos han ayudado bastante en ese espacio que llevamos juntos caminando con la antorcha en cuanto a crecimiento y cohesión del grupo para lograr una mejor disponibilidad, para a partir de septiembre iniciar con la preparación física y deportiva”.

Ambos aspectos, el físico y el espiritual, son importantes para lograr la meta tras alrededor de 80 horas de recorrido, razón por la cual se necesita una preparación integral.