Ser Pueblo Mágico les ha traído beneficios

Parras de la Fuente es de los pocos en Coahuila que conservan intactas sus tradiciones, por lo que desde hace 10 años que fue nombrado como sitio especial, ha tenido mayor afluencia de turistas.
Desde hace 69 años realizan la Feria de la Uva y el Vino.
Desde hace 69 años realizan la Feria de la Uva y el Vino. (Luis Alberto López)

Parras de la Fuente,Coahuila

Para Elvia Guadalupe Morales García, cronista de Parras de la Fuente, la afluencia de visitantes extranjeros a las fiestas de la Vendimia y la Feria de la Uva y el Vino, ha tomado mayor presencia en los últimos diez años que el pueblo tomó el rango de Pueblo Mágico.

“Pensamos que hay mucho más gente, pues antes venían puras personas de aquí o familiares que salieron a trabajar a otras ciudades. Ahora vemos turistas que vienen por el simple placer de conocer Parras y eso es bueno social y económicamente hablando”, aseveró.

Resaltó que este poblado es de los pocos en Coahuila y México que conservan intactas sus tradiciones, por lo que es importante que la gente los conozca.

“Todo esto es importante porque le da identidad a Parras, ya que somos de las pocas ciudades que conserva esas tradiciones. Vale la pena seguirlas haciendo año con año e ir pugnando el gusto por la cultura, la tradición y la historia”, afirmó.

Desde hace 69 años realizan la Feria de la Uva y el Vino, asimismo desde hace 1940 la tradicional Vendimia o fiesta por la cosecha de la fruta.

“La feria inicia el primer viernes de agosto y las celebraciones de la Vendimia en San Lorenzo los días 9 y 10 de agosto. Le llamamos Vendimia no a la venta en sí, sino a la época en que inicia la cosecha de las uvas, ya sea como fruta o bien para después transformarse en vino”, explicó.

Morales García indicó que el nombramiento de Pueblo Mágico ha sido fundamental para atraer personas interesadas en la historia de Parras y recordó que desde hace diez años que recibieron el nombramiento, el paso de turistas ha ido en aumento.

 Sin embargo, hay otras personas como los integrantes del Grupo de Danza La Curva, originario de Torreón, que llevan 20 años de acudir cada año a las fiestas de la Vendimia en que también se conmemora a San Lorenzo.

“Es una gran satisfacción venir y nos alienta a que el grupo siga. Es largo el camino, pero nuestra devoción mueve montañas”, dijo Gustavo Sánchez Vaquera, integrante de esa organización. Quien agregó que cada año para acudir deben realizar diversas actividades para recaudar fondos.

Por su parte, Sofía Sosa, quien en esta ocasión fue la reina de la Feria de la Uva, manifestó que desde hace muchos años tenía el objetivo de participar más activamente en las tradiciones de su tierra.