Plaza 5 de Mayo sobrevive entre basura y sin agua

Los habitantes de la colonia homónima, externan su malestar, puesto que los camiones recolectores no pasan los fines de semana, que es cuando más basura se acumula en el lugar.
Otros de los inconvenientes en la plaza, es que carece de agua corriente para regar los árboles.
Otros de los inconvenientes en la plaza, es que carece de agua corriente para regar los árboles. (Lilia Ovalle)

Gómez Palacio, Durango

Entre pilas de basura y con evidente carencia en cuanto agua para riego, la Plaza 5 de Mayo se encuentra en total abandono a pesar de que los vecinos afirman, los tiangueros que se colocan los fines de semana pagan por concepto de limpieza al departamento de Plazas y Mercados.

Luis Alberto Sánchez, habitante de la colonia 5 de Mayo, refirió que toda la avenida Ávila Camacho se encuentra abandonada.

Aunque personal de Servicios Públicos realiza labores para poder remover la basura que dejan los paseantes en la plaza, sólo la apilan los viernes en algunas esquinas sin que pase el camión recolector de basura, lo que genera fauna nociva como cucarachas, zancudos y roedores.

"La tierra está suelta y ni siquiera zacate silvestre sale aquí, la verdad es que está abandonada la plaza y nadie viene de Parques y Jardines".

"Los fines de semana no trabajan en el parque y esto se vuelve un muladar. Si se fija hay pelotas ponchadas pero también residuos de comida en bolsas, la basura que generan los árboles y vaya a usted a saber qué más, porque lo que es innegable es que durante las noches aquí huele horrible".

Dijo el señor que es hasta el lunes cuando mediante la utilización de varias camionetas se retira la basura, a pesar de que durante los domingos se instala un tianguis a donde acuden decenas de vendedores de mercancías de segunda mano y cientos de habitantes de los sectores habitacionales contiguos.

Otros de los inconvenientes en la plaza, de acuerdo al entrevistado, es que carece de agua corriente para regar los árboles debido a que años atrás se quemó una bomba y jamás se reparó.

"Si se fija sí corre el agua por canalitos improvisados pero el sistema es hechizo y los árboles no alcanzan a tener agua".

La proliferación del grafiti también se vislumbra en los espacios públicos de la plaza, situación que si bien no incomoda a los habitantes, le da un aspecto de abandono al lugar.