Para las vacaciones, la alberca del Parque Morelos

El verano está cerca y los gomezpalatinos pueden disfrutar de un día refrescándose y viendo chapotear a los pequeños, siempre en un ambiente familiar y con un costo accesible para todos.
El Operativo de Revisión de Quintas de Protección Civil en Torreón, lleva un 50% de avance.
"Quizá falten un poquito más de sombras, pero la oscuridad enfría el agua". (Lilia Ovalle)

Gómez Palacio, Durango

Con un enfoque familiar, la alberca que se ubica en el corazón del Parque Morelos, se convierte en una opción accesible en la temporada vacacional que se avecina.

María del Rosario Canales, administradora de la alberca y salvavidas, indicó que desde hace al menos 15 años la alberca ha mantenido una fisonomía familiar, luego de que se transformara un lago ornamental en alberca pública administrada por el ayuntamiento de Gómez Palacio.

Con horario de 11 de la mañana y hasta las 5 de la tarde, de martes a domingo, puede apreciarse a las familias disfrutando del agua en un entorno donde pueden salir a dar un paseo por el parque y comer en el estanquillo Lonches don Popo, toda vez que dentro de las instalaciones de la alberca no se permite consumir alimentos y luego regresar para darse un último chapuzón.

El reglamento de la alberca establece: no se debe ingresar en estado "inconveniente", no se debe alterar el orden o realizar actos inseguros como correr descalzo sobre superficies mojadas o empujarse, ni entrar a la alberca con calzado.

Así, con un costo de entrada de 25 pesos para adulto y 15 pesos para menores de edad, se puede disfrutar de una tarde familiar viendo chapotear a los pequeños con una profundidad de 40 centímetros, en tanto que los niños y adolescentes que ya saben nadar, pueden acceder a la parte profunda, siempre supervisados por un familiar.

"Aquí se hace el exhorto de que los padres cuiden a sus hijos. En período normal, por ejemplo un buen sábado pueden entrar 30 adultos y hasta 50 niños".

"Pero de manera regular, es decir, fuera de vacaciones son menos los visitantes porque se acaba de abrir la alberca de la deportiva en la colonia Filadelfia", mencionó la administradora.

Con un sistema de aspiración diaria y un cuarto de máquinas que mantiene el rebombeo del agua, aseveró la salvavidas que se garantiza la higiene del agua que es sometida a un tratamiento químico todos los días.

"Quizá falten un poquito más de sombras, pero la oscuridad enfría el agua y por los árboles que se ubican en la plaza, hay niños que salen con la piel chinita".

"La gente trae sus inflables, hasta aquí viene en señor de la nieve y pueden ir a comerse un lonche con Popo que es una tradición de la plaza. Incluso hay palapas para que realicen su comida y vuelvan", estableció María del Rosario.