Parejas gay tendrán que ampararse para casarse

El gobernador Miguel Márquez dijo que estas parejas tendrán que llevar a cabo este proceso ya que en Guanajuato este tipo de uniones por ley están prohibidas.
El gobernador en el Foro de Consulta Nacional para la revisión del Modelo Educativo de la región 3.
El gobernador en el Foro de Consulta Nacional para la revisión del Modelo Educativo de la región 3. (Carlos Olvera)

Guanajuato

El gobernador Miguel Márquez Márquez,  informó que las parejas del mismo sexo que busquen casarse en la entidad, tendrán que seguir recurriendo al amparo federal, porque en Guanajuato este tipo de uniones por ley está prohibido.

En entrevista en el Auditorio del estado en la capital, donde participó en el Foro de Consulta Nacional para la revisión del Modelo Educativo de la región 3,  el gobernador dijo que las autoridades estatales no pueden sobreponerse a la ley   ante este tipo de situaciones.

Es decir, que las autoridades estatales por iniciativa propia,  no pueden empezar a  casar parejas del mismo sexo,  “porque no puede ir sobre la ley que lo prohíbe” y menos sin amparo, porque “eso estaría peor”.

 En cuanto a la posibilidad de impulsar una iniciativa para que se permitan este tipo de uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo, el gobernador manifestó que se trata de un tema que tendrá que analizarse en la Cámara de diputados.

Al hacer referencia al matrimonio  entre dos mujeres que  casó el propio director general del Registro Civil del estado, Rito Padilla García, en la casa de Gestión de la diputada perredista, Guadalupe Torres Rea, el gobernador recordó que se trata de la consecuencia de una resolución que emitió de la Suprema  Corte de Justicia de la Nación.

De hecho subrayó que  él siempre  ha sido  “respetuoso de la aplicación de la Ley” y en este sentido las resoluciones son acatadas como tales, apuntó.

Cabe señalar que Padilla García, al presidir la ceremonia de unión,  señaló que esta se derivó de la resolución de un juez federal, porque no hubo apelación del gobierno estatal y enfatizó que la ley “viene contra las leyes --de la entidad—no contra el registro Civil ni el gobernador; el Juez declaró inconstitucional que no los hayan casado con anterioridad y los obligó a casarlos”.