“Parchan” errores del Mercado Corona

La solución no es la que anunció la empresa Afronta en marzo pasado al conocerse los problemas, y podría tener sus riesgos de acuerdo a expertos.
Actualmente se está colocando este tipo de celdas de lámina que serán cubiertas con piso falso.
Actualmente se está colocando este tipo de celdas de lámina que serán cubiertas con piso falso. (Cortesía)

Guadalajara

Las filtraciones de agua en el sótano del Mercado Corona ya tienen una solución, aunque tal parece que esta será solo superficial y en la parte más profunda del inmueble siempre correrá agua por debajo de una capa de concreto, lamina y polímeros, un “piso falso” que cubrirá un error de construcción que el Grupo Afronta no logra solventar desde julio de 2014 en que colocaron las tablaestaca que rodean el estacionamiento.

A tres meses de que el edificio General Ramón Corona abriera sus puertas al público, el estacionamiento subterráneo de cuatro niveles se mantiene en función parcial, los automovilistas solamente tienen acceso a los llamados niveles menos uno, menos dos y parte del menos tres, pues en el último de estos, el nivel menos cuatro, la empresa constructora aún realiza labores.

MILENIO JALISCO pudo registrar a través de un recorrido en la parte más recóndita del estacionamiento, el trabajo que desarrollan empleados de la constructora, quienes hicieron canaletas sobre el piso a todo lo largo y ancho del nivel, y por encima de éstas, han comenzado a colocar láminas, una especie de polímero y un esqueleto de varilla.

La acciones que se desarrollan en este lugar difieren de las declaradas por un representante de la constructora durante un recorrido realizado el 5 de marzo de este año, (MILENIO JALISCO 06-03-2016) quien señaló que las filtraciones de agua se solucionarían una a una: “Vamos sellando por partes, ahora con polímeros hasta que lo eliminemos. Y dejamos el cárcamo de rebombeo para que si se llega a presentar cualquier situación se vaya al cárcamo”, explicó el representante de la constructora en aquel entonces.

De acuerdo a lo que se pudo apreciar durante el recorrido por el sótano del Corona, los canales habilitados conducen el agua proveniente de las filtraciones hacia la parte oriente del edificio, en tanto que la lámina y varilla forman parte de un proceso con el que la inmobiliaria ocultaría las filtraciones.

“Son láminas galvanizadas llamadas losacero en atados y a lo que alcanzo a ver, armaduras de varilla conocidas como vigarmex, ambas sirven para estructurar las losas, la losacero sirve como cimbra y posteriormente se coloca el acero y después el concreto, la cimbra queda ahí perdida muy común en centros comerciales”, explicó una fuente especialista en el ramo de la construcción que prefirió reservar su identidad.

Por otra parte, esta acción, que bien podría tornarse similar a la de un ama de casa que esconde bajo la alfombra el polvo y basura que ha recolectado tras barrer, fue considerada por el ingeniero Ricardo Alcocer Vallarta, del consejo ciudadano del Instituto Metropolitano de Planeación, como “un parche para tapar una obra mal hecha”, que si bien resolverá el hecho de que el sótano menos cuatro del estacionamiento se pueda utilizar, no elimina las filtraciones.

“Tampoco representa un riesgo ni para la infraestructura ni los automóviles, lo que sí me preocuparía es a dónde van a conducir el agua”.

Sobre el flujo de agua que parece será permanente debajo del mercado, el académico de la Universidad de Guadalajara, Arturo Gleason Espíndola, señaló que debe estar bien definido el cauce que se le dará, pues en caso contrario podría generar problemas a fincas aledañas “con el tiempo puede traer problemas de socavones problemas para fincas vecinas”.

Agregó que lo que aparenta ser la solución a este problema, se podría convertir en un problema mayúsculo si no hay estudios que respalden su factibilidad, “puede que lo escondan (el flujo de agua), pero el acuífero sube y baja, y si el nivel freático se satura, pues no le va importar ese piso falso, lo va reventar”.

Las obras que se realizan en el sótano del estacionamiento del Corona son responsabilidad de la constructora, Grupo Afronta, señaló el jefe de gabinete tapatío, Hugo Luna, quien agregó que a finales de julio concluirá la auditoría que se realiza en la obra, y si en ésta hay señalamientos, no la recibirán hasta que estos sean solventados, incluidas las filtraciones de agua.