Paran centro comercial por talar 60 mezquites

La obra fue clausurada porque no había permiso para cortarlos; el terreno que está ubicado en el cruce de La Luz y Vicente Valtierra está a nombre del empresario alemán Helmut Stoever.
En el lugar fueron colocados sellos de clausura en uno de los pocos árboles que dejaron en el lugar.
En el lugar fueron colocados sellos de clausura en uno de los pocos árboles que dejaron en el lugar. (Mauricio Contreras)

León, GTO.

Un terreno propiedad del empresario alemán Helmut Stoever Von Schemeling, donde se pretende construir un centro comercial, taló más de 60 mezquites pese a que no tenía permisos, ni por las autoridades municipales ni estatales.

Este suceso fue confirmado ayer por el director de Medio Ambiente Sustentable, Fidel González quien explicó que envió inspectores a realizar un recorrido por la zona el 23 de diciembre, cuando se enteraron de la tala a través de denuncias de los propios ciudadanos.

Los inspectores asistieron al predio ubicado en los bulevares La Luz y Vicente Valtierra, donde pidieron las licencias y permisos de tala y obra. Sin embargo, al no ser presentados, el mismo martes 24 de diciembre se levantó el acta de suspensión de obras, hasta que se entreguen los documentos correspondientes.

Sin embargo, Fidel González explicó que la dirección de Medio Ambiente Municipal, de lo único que tiene conocimiento es que se pretende hacer un centro comercial en este predio.

Aunque desconocen de qué tipo de centro se trate, cuándo comenzará la construcción, si tiene permisos o no, qué dependencias los emitieron y qué tipo de afectaciones les fueron permitidas. La dirección de Medio Ambiente Municipal tampoco ha tenido comunicación con el Instituto de Ecología del Estado para analizar el caso.

Incluso, desconocen quién es el propietario del predio pues nadie se ha presentado a reclamar la clausura. Sin embargo, MILENIO pudo confirmar que el dueño de este terreno es el empresario alemán Helmuth Stoever Von Schemeling.

Mientras que el Director de Desarrollo Urbano, Óscar Pons explicó que los propietarios del predio solicitaron a esta dirección un permiso de movimientos de tierra, y presentaron un Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) otorgado por el Instituto de Ecología del Estado de Guanajuato, en el cual, confirmó que se especificaba la prohibición de tala de árboles.

“Con esa MIA solicitaron un permiso de preliminares, preliminares quiere decir movimientos de tierra, comenzar a preparar la tierra. En este permiso nosotros les transcribimos las indicaciones de la MIA que indicó el Instituto de Ecología del Estado de Guanajuato, con puntos y comas, en donde reiteramos la prohibición de tala y trasplantación de árboles, tal como lo señalaba la MIA que nos presentaron”.

Por lo que a pesar de esta doble documentación que reafirmaba la prohibición de tala, el predio de casi dos hectáreas, ya se encuentra talado casi en su totalidad.

Sólo quedan tres árboles al centro, en los que se pueden ver aún las cintas de ‘clausurado’ que colocó Medio Ambiente.

Óscar Pons coincidió en que tampoco tienen claro qué es exactamente lo que se pretende construir o el resto de permisos que tengan los propietarios.

“No sabemos qué se pretende construir exactamente porque no presentaron proyecto, solamente pidieron un permiso de movimientos de tierra. Y si se corrobora la clausura, nosotros retiraremos el permiso que emitimos”.