80% de ciudadanos son consumidores asiduos del alcohol

Se incrementan las adicciones entre un 10 y 15 por ciento este año destaca el centro de atención para adicciones de Pánuco.
De 2006 a 2012, los accidentes automovilísticos a causa del consumo de alcohol costaron 120 mil vidas.
Archivo. Consumo de alcohol. (Archivo)

Pánuco

El consumo de alcohol entre habitantes del municipio de Pánuco es un problema que considera como de extrema gravedad el sector salud a través del centro de atención primaria en adicciones que destaca que un balance arroja que entre el 70 y 80 por ciento de ciudadanos son consumidores asiduos al alcohol y este porcentaje es alto por la elevada presencia de jornaleros agrícolas, obreros y trabajadores del campo que consumen principalmente aguardiente de caña.

De acuerdo al titular de la referida dependencia del sector salud, Juan Salvador Veloz Pérez, coordinador de esta instancia, dijo que en relación al año pasado de acuerdo a las encuestas realizadas ha habido un cambio gradual en la incidencia de consumo del 10 al 15 por ciento de todas las drogas indicando que no existe una evaluación específica para el municipio de Pánuco pero esta es la media estatal asegurando además que en Pánuco no hay consumo excesivo de drogas caras por la capacidad económica de la región y de los jóvenes indicando que los solventes e inhalantes, las metanfetaminas y la marihuana son en todo caso las drogas más recurrentes.

Aclaró que dada la difusión que existe sobre el centro de atención primaria en adicciones, CAPA en Pánuco, algunos ciudadanos acuden a recibir orientación y atención además de que se realizan diferentes pláticas y capacitaciones en escuelas de diferente niveles con la pretensión de que esta vía contribuya a que se de a manera de concientización para ir reduciendo la incidencia de adicciones.

Destacó finalmente que el tabaco es una de las adicciones de menor consumo en la zona ya que se encuentra dentro de los parámetros de monitoreo del sector salud y en este caso también la pretensión es ir disminuyendo de manera paulatina cualquier nivel de consumo de tabaco para evitar consecuencias de salud.