Funda y “estrena” el panteón de San Pedro

Ubicado en la colonia Francisco Villa, cuenta con numerosas tumbas que son representativas de la época de abundancia cuando había grandes haciendas en la región.
Panteón fundado en 1882.
Panteón fundado en 1882. (Sergio Enrique Guajardo Adame.)

San Pedro, Coahuila

El panteón municipal de San Pedro de las Colonias, data del año 1882, se fundó a iniciativa de Salvador Pescador y fue precisamente uno de los primeros ciudadanos de esta comunidad que fue enterrado en el cementerio.

Luis Martín Tavárez, cronista de la ciudad dijo que, "el municipio de San Pedro, cuenta con dos panteones, el Municipal y el Jardines del Recuerdo que se estableció hace 20 años".

El panteón Municipal, se divide en tres secciones: el panteón Viejo, panteón de la Gripe y el panteón Nuevo.

El panteón de la Gripe, fue establecido en el año de 1917 cuando la Influenza Española, causó graves estragos en la comunidad sampetrina, ya que del año 1917 a 1918, fueron enterradas más de 2 mil personas, además se establecieron cuatro fosas comunes.

El panteón localizado en la colonia Francisco Villa, cuenta con numerosas tumbas que son representativas de la época de abundancia cuando el oro blanco se cotizaba a un buen precio y había grandes haciendas en la región.

Además el panteón resguarda los restos de ciudadanos sampetrinos que participaron en la Revolución Mexicana, como son Catarino Benavides, tío de Don Francisco I. Madero, primo hermano del padre de Don Francisco, que llevaba el apellido Madero Hernández.

La tumba de los Herrera es considerada la favorita para realizar ritos de brujería, e inclusive al caer la tarde, se pueden observar a personas que se dedican a estos ritos realizar sus ceremonias frente a la tumba, que se localiza entre los límites del panteón Viejo y de la Gripe.

El panteón también contiene los restos de Hilario Carrillo y Pascual Ortega, según el corrido, Carrillo fue asesinado en 1930 por Ortega, en una de las calles de San Pedro diciendo adiós al barrio de Santa Teresa.

En el acta de defunción de Hilario Carrillo se asienta, que murió a las 20:30 hrs, del día 14 de septiembre de 1930 en el libro 02, foja 35, acta 357 de fecha de 15 de septiembre de 1930.

También cuenta la historia que Hilario era bueno para montar y para el uso de las armas, su fama de malo era tanta, que cuando oían que iba a llegar a alguna parte, la gente se escondía, por lo mismo, que ya lo conocían.

Pascual (el que lo asesinó) tenía una vinatería y le llegó a tirar las barricas del vino. Así también fueron muchos los atropellos que hacía con su propio caballo a la gente que Hilario creía que cometía alguna fechoría.

El corrido de Hilario Carrillo fue compuesto por Manuel Ramírez, al parecer originario o radicaba en San Ignacio municipio de San Pedro de las Colonias.

Hilario, nació en el ejido de San Esteban de Abajo. Procedía de una familia campesina, su padre se llamaba Herculano Carrillo y su madre Homobona Hernández, estaba casado con Petra López y tenía 3 hermanos mayores que él. Uno de ellos Luciano, estuvo trabajando con Don Juan M. Rodríguez, abuelo del también charro Carlos Rodríguez Elizondo. Los otros 2 hermanos de Hilario eran, Procopio y Santiago, este último parecido a Hilario, ya que se dice que era un asesino y protegía a los hacendados, como también Hilario lo hacía.

Hilario era una persona prepotente, por lo que mucha gente no lo podía ver o era demasiado abusón, ya que como todo policía de esa época se aprovechaba del poder y hacía alarde de ello, como en el caso del mismo.

El corrido de Hilario ha tenido varios intérpretes al paso de los años como son: Mundo Miranda, Los Laguneros, Los Diamantes, Los Originales de San Pedro, Toritos Barrios, Banda Lagunera, Pavos del Norte, Banda la Mentira entre otros.

El panteón de San Pedro, esta resguardado por una barda en toda su extensión, además le sirven de marco unas palmeras.

Las tumbas en sus tres secciones, son de las más antiguas y representativas de la región, los materiales, desde cantera y mármol aunque existen algunas con solo una cruz, donde se le brinda el último tributo al difunto.

Buscan ampliar cementerio

Existe la posibilidad de ampliar el panteón municipal, a través de un terreno que se encuentra a un lado.

Según versión del alcalde Jorge Abdala Serna, el terreno fue vendido en transferencia al ayuntamiento cuando Arturo Babún era la primera autoridad, pero se encuentra observado por la Auditoría Superior y no se puede realizar ninguna obra.

La autoridad municipal únicamente está a la espera de que se libere ese terreno para poder realizar la ampliación del panteón, que es uno de los más antiguos de la Comarca Lagunera.

En la actualidad el terreno que se encuentra a un lado del panteón es utilizado como estacionamiento, sobretodo los días 1 y 2 de noviembre que es cuando aumenta la afluencia de visitantes al Campo Santo, que se encuentra localizado en la colonia Francisco Villa.

El panteón en la actualidad se encuentra saturado, y se prevé que en una década este a su máxima capacidad, por lo que es necesario una ampliación, para dar un buen servicio a la comunidad en general.