Al calor del horno subsisten 60 familias

Desde las 3 de la mañana se enciende el fuego en la panadería Hermanos Pérez de Matamoros que labora hasta las 8 de la noche, en una producción continua y de convivencia.
En Matamoros, la panadería comunitaria Hermanos Pérez da trabajo a 60 familias.
En Matamoros, la panadería comunitaria Hermanos Pérez da trabajo a 60 familias. (Haide Ambriz Padilla)

Matamoros, Coahuila

José Emilio Pérez Montiel, dueño de la panadería Hermanos Pérez ubicada en Matamoros, comentó que es una panadería comunitaria, donde se renta el lugar, las mesas, el horno y la batidora a las familias que hacen pan y no cuentan con las herramientas.

El panadero dijo que prepara el tradicional horno de leña desde las tres de la mañana, para calentarlo le coloca más de 300 kilos de leña de mezquite.

Luego de prender la leña se espera a que caliente el horno unas dos horas, alcanzando temperaturas muy altas.

Reconoció que no cuentan con termómetro, todos los procesos se hacen de la manera tradicional, viendo la consistencia del pan.

Emilio Pérez compartió que a las cuatro de la mañana llegan las señoras que hacen gorditas de horno a meter su producto, ya que deben de meterse cuando el horno está muy caliente.

Tienen dos hornos de leña, uno mide cuatro por cuatro, el otro tres por tres, el más grande tiene una capacidad para hornear 30 charolas, mientras al más pequeño le caben 20 grandes.

El horno se utiliza desde las cuatro de la mañana hasta las ocho de la noche, ya que brinda servicio diario a 60 familias matamorenses.

En la panadería Hermanos Pérez trabajan 4 hermanos y 4 sobrinos, además de un empleado.

"Se cobra a 5 o 10 pesos la charola en este horno, más 10 pesos por cada kilo de harina amasada, las familias traen su material, aquí sólo se les renta las instalaciones".

Emilio Pérez aseguró que esta forma de trabajar lleva más de 15 años, donde ganan todos, los dueños de la panadería, las familias que elaboran su pan y lo venden en los ejidos.