Padrón no es confiable y concesionarios rentan placas

Faltan normas técnicas para su regularización y mejoramiento; los colectivos son de baja capacidad, como las vagonetas y combis.
Una alternativa es el Suburbano, pero solo está en la ZMVM.
Una alternativa es el Suburbano, pero solo está en la ZMVM. (Iván Carmona)

Valle de México

Uno de los factores para el desarrollo económico del Estado de México, son sus comunicaciones y el transporte, pero desde hace varias décadas Ha experimentado un profundo proceso de urbanización desordenado y con serios desequilibrios.

En su trabajo de tesis para doctorado denominada "Modelo de planeación y consenso en los sistemas de autobuses de tránsito rápido: el caso de Metrobús en la Ciudad de México y Mexibús en el Estado de México", Fernando Lámbarry Vilchis, refiere que el rezago del transporte público mexiquense es resultado de una histórica serie de deficiencias de las dependencias gubernamentales encargadas de este servicio.

El investigador del Instituto Politécnico Nacional (IPN) señaló que la falta de planeación en el sector ha redituado en la falta de un padrón confiable de concesionarios y permisionarios, renta de placas, cambios de zonas de operación, inseguridad en los servicios, saturación vehicular y obsolescencia en cuanto al tipo y modelo de vehículos afectos al servicios, insuficiencia en el control y asignación de matrículas, falta de normas técnicas para la regularización y mejoramiento del servicio.

El servicio concesionado de transporte colectivo mexiquense, es proporcionado en unidades de baja capacidad –vagonetas y combi con capacidad de 17 pasajeros, media capacidad –minibús y microbuses: 27 pasajeros, y en menor medida en unidades de alta capacidad, autobús con 40 pasajeros. También se cuenta con un tren suburbano.

El crecimiento urbano ha generado un incremento en la demanda de viajes que ascienden, en la ZMVM, a 39 millones de viajes persona – día, misma que no cuenta con una red de infraestructura de transporte eficiente, disminuyendo en consecuencia la movilidad urbana en la región y especialmente en la entidad.

Se tiene registro en la entidad de 4 mil 361 derroteros, que son atendidos por 326 empresas conformadas como sociedades mercantiles. En el Valle de Toluca, se estima una sobre oferta de 50%.