Padece sobrepeso 71% de la población de NL

Ricardo Luna Fuentes, presidente de la Sociedad Mexicana de la Obesidad, adviritió que el alza de este problema provocará un colapso en los servicios de salud si no se logra revertir la tendencia.
La ansiedad y la depresión se agravan con este padecimiento.
La ansiedad y la depresión se agravan con este padecimiento. (Cuartoscuro/Archivo)

Monterrey

La comida rápida al estilo americano y el acelerado ritmo de vida son algunos factores que han disparado los casos de sobrepeso y obesidad en Nuevo León, al grado de que el 71 por ciento de la población del estado tiene estos padecimientos.

Lo anterior sucede a pesar de los datos que arrojó la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Medio Camino (Ensanut) 2016, respecto a que el 61.3 por ciento de la población adulta considera que su alimentación es saludable, y el 67.3 por ciento se visualiza como físicamente activos.

Además, el 48.4 por ciento se identificó como personas con sobrepeso; sin embargo, únicamente el 6.7 por ciento admitió tener obesidad.

Lo anterior, a pesar de que el 97.5 por ciento dijo pensar que el tener obesidad es muy grave, y el 98.4 por ciento consideró que es un problema de salud pública nacional.

Dicha información también demuestra que estos padecimientos prevalecen en las zonas urbanas, con un 34.9 por ciento, por encima de las rurales, con un 29 por ciento.

Estos datos fueron mencionados por Ricardo Luna Fuentes, presidente de la Sociedad Mexicana de la Obesidad, durante una conferencia en Monterrey, alertando que el alza de estos padecimientos alimenticios provocará un colapso en los servicios de salud si no se logra revertir la tendencia.

En su exposición, explicó que las estadísticas indican que tres de cada 10 niños entre cinco y 11 años de edad tienen sobrepeso u obesidad; al igual que cuatro de cada 10 adolescentes entre 11 y 19 años.

En la misma situación se encuentran siete de cada 10 mexicanos a partir de los 20 años. A su vez, resaltó que los principales afectados son las familias de escasos recursos, las cuales destinan en ocasiones hasta el 60 por ciento del ingreso per cápita en comida rápida.

Luna Fuentes aclaró que la referencia para saber si una persona tiene sobrepeso u obesidad es el Índice de Masa Corporal; no obstante, es necesario determinar cuál es la cantidad de grasa acumulada para confirmar el diagnóstico.

En el caso de Nuevo León, señaló, la influencia de Estados Unidos a través de la presencia de las grandes cadenas de comida rápida es un factor que ha causado que la entidad se posicione en los primeros lugares del país por esta epidemia.

“En Monterrey nos gusta comer bien y sobre todo tiene una influencia americana muy acarreada. En Monterrey se tienen casi las mismas tiendas de comida que en Estados Unidos, que son comidas rápidas, hipercalóricas.

“(El precio) es accesible, y no solo eso, la población de Monterrey está acostumbrada a tener dos o tres trabajos para vivir como está acostumbrada, eso hace que tengan poder adquisitivo pero que no tengan tiempo para cocinar, así que terminan comprando comida rápida”, expuso.

Por otra parte, resaltó que muchos pacientes con sobrepeso u obesidad a la vez tienen problemas de depresión o ansiedad.

De acuerdo con datos de la Ensanut 2016, en Nuevo León el 40 por ciento de los escolares tiene exceso de peso. En la misma situación se encuentran 37 de cada 100 adolescentes.

A partir de los 20 años, seis de cada 10 hombres y siete de cada 10 mujeres de la entidad presentan exceso de peso.