Pablo Hermoso se presenta en Tampico

Pablo Hermoso de Mendoza y Gastón Santos mostraron su arte en el rejoneo, lo que les valió alcanzar el triunfo y el reconocimiento de la afición que abarrotó la Plaza de Toros "El Refugio"; ambos ...
El binomio hizo comunión especial en la faena.
El binomio hizo comunión especial en la faena. (Sergio Sánchez)

Tampico

Los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza y Gastón Santos, salieron por la puerta grande al cortar dos orejas cada uno en corrida de feria realizada en la Plaza de Toros "El Refugio", ante un tendido lleno.

Tarde de ambiente, calor y triunfo fue la que se vivió ayer, en donde también se presentó André Lagravere "El Galo", con un excelente toreo mostrando el porqué de su reaparición en Tampico, después de culminar el Tercer Certamen Novilleril.

El joven novillero se mostró torero con el capote, colocando banderillas de manera certera y mejor con la muleta, pero falló con la espada, sin embargo fue ovacionado por la afición taurina y dio vuelta al ruedo.

Llegó el momento esperado para ver al mejor rejoneador del mundo, Pablo Hermoso de Mendoza, quien tuvo un regreso triunfal a la zona sur de Tamaulipas al cortar dos orejas a su primer toro, "Viajero" de la ganadería de Teófilo Gómez; el rejoneador español recibió con su caballo "Icarito" y posteriormente colocó con maestría banderillas con "Janucá", mientras que con "Plata" arrancó el aplauso del público al colocar banderillas cortas, incluso realizó su tan afamado "Teléfono" sobre el astado, generando así arte en el ruedo haciendo trazos espectaculares, pero fue mejor con la estocada para redondear así su primera actuación y quedándose con los dos trofeos.

En su segunda oportunidad recibió a "Regañón", también de la ganadería de Teófilo Gómez, luciendo nuevamente al colocar banderillas de manera consecutiva con "Disparate", luciendo con mayor soltura y alegría pero falló con el acero y así recibir palmas.

Por su parte, el potosino Gastón Santos, también regresó a Tampico, pero ya como caballero de plaza, siendo esta una actuación importante para él, primero por presentarse ante la afición que le vio nacer como rejoneador, pero además porque por primera vez su hija Marcela de un año y nueve meses de edad, veía a su padre en una fi esta taurina, brindado a la pequeña el primer toro: Gastón Santos recibió a "Cantarito" de la ganadería "La Playa".

El rejoneador arrancó el aplauso de los aficionados iniciando su faena con "Bladimir" colocando bien banderillas a una mano y mejor con las banderillas cortas pero erró con la espada y solo recibió palmas.

Pero aún faltaba el cierre de esta espectacular rejoneada y en su segundo toro, que brindó a la afición, el mejor torero a caballo de México aprovechó la buena embestida de "Tampiqueño" para sacar todo lo bueno de sí y entregarse por completo a la faena que concluyó con una certera estocada para matar y de esta forma cortar par de orejas que, al igual que el diestro Pablo Hermoso de Mendoza, salió triunfante.