PVC, un referente para La Laguna, el Estado y el país

Para el año 1942, nació la secundaria Venustiano Carranza, marcada el 5 de febrero en honor al Varón de Cuatrociénegas. Tres años después, comenzarían a impartirse estudios de preparatoria.

Torreón, Coahuila

El clima de progreso de la Comarca Lagunera no había sido muy propicio para la educación en la región.

Todos los habitantes, en la metodología lírica, sin embargo, llegaron a cosechar gran sabiduría.

"Es una institución, sin ánimos de comparación ni nada, la PVC en Torreón es comoel Ateneo en Saltillo. Es referente el Ateneo, más antiguo que PVC, pero generaciones y generaciones han pasado por ella”. 

Había pocas escuelas y muchas de ellas eran privadas. En 1939, al margen de la segunda guerra mundial, bajo los auspicios progresistas del presidente Lázaro Cárdenas, uno de los más queridos, se promovió la creación de diferentes centros de enseñanza en esta región, una de las favoritas del general.

Sobre todo primarias. Pero también se constituyeron bases para fundar la Politécnica de Torreón, donde se buscaba instalar la Universidad de La Laguna, con facultades académicas y también secundaria.

En abril de 1940, en 6 hectáreas ubicadas en la avenida Juárez, como lo platica el Magistrado Jesús Sotomayor Garza, autor del libro "La PVC (sus orígenes)".

La inversión fue de 350 mil pesos de los de antes. El edificio sigue en pie, frente al Bosque, hermoso y dando servicio a estudiantes de secundaria.

Fue revolucionaria. Esta institución educativa daba espacio a hombres, mujeres y a personas del pueblo que andaban sin zapatos, o a jóvenes de las clases acomodadas.

¿Qué pasaba en el mundo? La radio era el medio de comunicación favorito junto con la prensa escrita y desde ahí la gente se enteraba de todo.

Por primera ocasión, los deportes estadounidenses, el béisbol, admitía deportistas negros.

Para el año 1942, nació la secundaria Venustiano Carranza, marcada el 5 de febrero en honor al Varón de Cuatrociénegas. Tres años después comenzarían a impartirse estudios de nivel preparatoria.

El 42 fue un año rudo para México, que nada más de entrada declaró la guerra a Alemania, ya bajo la presidencia de Manuel Ávila Camacho, por el hundimiento de los barcos "Potrero del Llano" y "Faja de Oro". Además, los alemanes eran muy odiados desde la primera guerra.

Aquí en Torreón se descubrió un complot nazi y hubo varios detenidos. Se armó la refolufia y aunque los mexicanos enlistados creían que iban al frente occidental, los mandarían luego al del Pacífico.

Mientras la juventud iba preparando su mente para el progreso de la región, pues ahí entraba el que lo merecía y la preparación académica siempre ha sido de primer nivel.

Esta institución educativa ha sido un referente para La Laguna, el estado y el país.

El Magistrado es egresado de esta escuela, así que sabe mejor que nadie lo que es. Le tocó estar en la inauguración de las nuevas instalaciones construidas al poniente de Torreón, que asegura, son de lujo.

"Han habido grandes egresados, como José Luis Amaro, Manlio Gómez Uranga, presidentes municipales de Matamoros, como el doctor Ayup. Humberto Roque Villanueva, Manuel Terán Lira, Rubén Aguirre "El Profesor Jirafales", "El Gallo Calderón". Incluso la grandiosa Enriqueta Ochoa", comentó.

Al igual que una generación de docentes como Jesús Cueto Nicanor, Darío Alvarado, Carlos Monfort Rubín, Raymundo de la Cruz, Carlos Barocio.

Además de los notables, también han estudiado en esas aulas personas que brindan su esfuerzo desde otras trincheras para mejorar esta región.

"Es una institución, sin ánimos de comparación ni nada, la PVC en Torreón es como el Ateneo en Saltillo. Es referente el Ateneo, más antiguo que PVC, pero generaciones y generaciones han pasado por ella".

Actualmente hay muchas escuelas de diversos niveles académicos, pero entonces, era la única.

En el año de 1957, don Jesús Sotomayor ingresó a esta escuela, en el año que la ciudad de Torreón tuvo sus bodas de plata.

Los de primer año como él, tuvieron la obligación de atender los salones en la Feria del Algodón y de la Uva desde las 18:00 hasta las 22:00 horas.

También le tocó ser testigo del anuncio oficial del nacimiento de la Universidad de Coahuila, a cargo de Román Cepeda.

"Me tocó estar en esa ceremonia. Me preguntaban que si desde ese entonces estaba en los eventos. Pero más bien nos llevaban por que éramos los de primero y teníamos que llenar el auditorio", dice sonriendo y agregó que son recuerdos imborrables.

El 42 fue un año rudo para México, que nada más de entrada declaró la guerra a Alemania. La radio era el medio de comunicación favorito junto con la prensa escrita.

A él le tocó estar en secundaria y preparatoria en PVC. Así que el amor que siente por su escuela, es tan parecido como el amor del que hablan todos los que han cruzado estas aulas, desde los que aún están en clases, hasta los que salieron hace 60 o 70 años.

Destacó que los pevecianos no se sienten ex-PVC, sino que siguen considerándose pevecianos y tienen una Asociación de Egresados.

Comentó que se abrirá un servicio social a cargo de ex alumnos de PVC, con orientación médica, legal, psicológica y odontológico para quienes no tienen acceso, a fin de retribuir "un poco", de lo que esta escuela les dio.

Por cierto, tienen deseos de que este antiguo edificio se convierta en un museo y que se busquen nuevas instalaciones para los alumnos de secundaria que ahora están ahí.

¿Cómo era el ahora Magistrado en sus años de escolapio peveciano? "Inquieto. Me lancé de presidente de la sociedad de alumnos. Perdí, pero no me quedé con las ganas, en Saltillo me fui a estudiar leyes y ahí si fui presidente de Jurisprudencia".

Cierto que eran otras épocas, muy distintas. Para los años 70, se vio la ingente necesidad de un cambio y se planteó la creación de un nuevo edificio, ubicado en Revolución y Paseo de la Rosita, que ya vio sus mejores tiempos y que forma parte de esta historia, compilada en el libro de don Jesús Sotomayor y que continúa.