Derrota electoral 'hunde' al PRI

El comité estatal y algunos municipales lucen prácticamente solos, aún y cuando están a un paso de la renovación de la dirigencia estatal.
Eduardo Bailey Elizondo, dirigente estatal del PRI.
Eduardo Bailey, aún dirigente estatal, acude cada vez menos al comité, según señalaron algunos militantes. (Jorge López )

Monterrey

La contundente derrota del PRI en el proceso anterior, provocó el desmantelamiento de ese instituto político que está a un paso de renovación de la dirigencia estatal.

Así lo reconocieron integrantes de ese partido en donde sus instalaciones del edificio lucen solas, incluso su aún dirigente acude menos al mismo.

Y el delegado del CEN del PRI, Enrique Jackson, es otro quien también abandonó sus oficinas, dado que los militantes así lo señalan, y advierten una desbandada.

Además, el panorama es desalentador, su nuevo líder se enfrenta a un comité estatal que se adelgazó y sin dirigentes de los comités municipales en Monterrey, San Pedro y San Nicolás.

Los grupos se empiezan a formar ante la urgencia de designar a un nuevo dirigente, pero sobre todo para no acabar de "sepultar" al partido.

Algunos ex -dirigentes priistas, inclusive ex gobernadores, han celebrado reuniones con quienes han sido favorecidos en el pasado por obtener el apoyo de su partido para ocupar cargos públicos de elección popular.

Se observó que los comités municipales del partido tricolor en Monterrey y San Pedro lucen solos, vacíos, prácticamente cerrados.

El PRI regio está ubicado en la avenida Zuazua, entre Tapia e Isaac Garza, donde hubo movimiento cuando lo dirigía Aldo Fasci Zuazua quien renunció al cargo y hasta su militancia en ese instituto político.

La renuncia de Aldo fue al no obtener la candidatura a la alcaldía de Monterrey, como se le había planteado cuando se le designó, pero tampoco fue requerido para una diputación local, lo que originó su separación.

En San Pedro, Federico Elizondo quien está como dirigente, tampoco asiste a las instalaciones de ese partido que desde muchos años se ha quedado como oposición.

El líder estatal Eduardo Bailey sabe que su relevo está muy próximo, pero hay evidencias que al Comité Ejecutivo Nacional le interesa más los estados donde habrá elecciones el próximo año, que en los que ya se celebraron.

Mientras que el brazo derecho de Manlio Fabio Beltrones, nuevo líder nacional del tricolor, Héctor Gutiérrez de la Garza, será sin duda el encargado de llevar a cabo una auscultación para la renovación de la dirigencia, pero no hay indicios de que sea pronto.

Algunos que colaboran con Bailey han advertido que a lo mejor, este proceso se pospondrá hasta el próximo año, durante los primeros meses de 2016.