PF ofrece demostración en el Salón del Automóvil de la UAEMéx

Llevaron a cabo una representación de cómo trabajan equipos especializados para salvar vidas por volcaduras o choques, 80% de los cuales pueden prevenirse.
Durante la muestra.
Durante la muestra. (Especial)

Toluca

"Evaluando la escena. No hay cables de luz. Vías de circulación limpias. Derrame de líquido. Lesionado. Paramédico. Ingresa paramédico. Contacto visual", gritan los elementos del equipo de extracción vehicular de la Policía Federal (PF) para sacar a una persona que quedó atrapada en el vehículo en el que viajaba.

Lo anterior fue parte de una demostración durante la segunda edición del Salón del automóvil de la UAEMéx, de cómo trabajan equipos especializados para salvar vidas por volcaduras o choques, 80 por ciento de los cuales pueden prevenirse.

Ésta fue una simulación; sin embargo, diariamente los elementos están atentos a cualquier accidente en el que requieran de su ayuda, señaló la encargada interina de la Dirección General de Rescate y Apoyo a la Protección Civil, Deyanira Alcántara Martínez.

"¿Me escucha? No se mueva. Van a entrar por usted. Tranquila" dice el paramédico quien trata de calmar a la víctima y darle confianza de que estará bien mientras que elementos con chaquetones resistentes al fuego, así como a impactos, realizan las maniobras necesarias para sacarla del carro chocado, empezando por despejar el área y evaluar las condiciones.

Con cascos especiales, guantes para evitar cortarse, así como goggles para proteger sus ojos, los elementos están listos con cortadoras y expansoras de entre 35 y 40 kilogramos, que les servirán para quitar puertas, permitir que un paramédico entre, inmovilice el cuello de la persona con un collarín y la cubra para que los vidrios que vuelen por las maniobras no la corten.

TE RECOMENDAMOS: En riesgo intercambios estudiantiles con EU

La labor continúa, la lesionada sigue apresada entre las láminas deformes del automóvil así que es necesario hacer cortes precisos en el toldo para levantarlo y así revisar si hubo fracturas, después sacarla entre varios en una camilla sin moverla para que no hay lesiones mayores.

Una vez en la camilla es sujetada con una red para que no se caiga y cuando terminan la llevan en una ambulancia al hospital más cercano. El tiempo que tardan varía conforme a la deformidad que haya sufrido el vehículo, los elementos cargan las herramientas desde cinco minutos para quitar una puerta hasta 40 más dependiendo de la dificultad de cada caso, por lo que tienen que ser muy fuertes señaló Alcántara Martínez.

La experiencia del equipo de rescate de extracción vehicular masculino de la PF los ha llevado a ser los campeones nacionales en esta especialidad por segundo año consecutivo y trabajan en la Ciudad de México, sobre todo, pero también en entidades como el Estado de México, Tamaulipas y Michoacán donde se despliega personal y ambulancias.

KVS