Reynosenses ingresan al Río Bravo pese a recomendación

Alejandro Jiménez, coordinador de Protección Civil en esa frontera, indicó que la ciudadanía no mide el riesgo, por lo que el personal se mantuvo realizando los recorridos pertinentes en la zona.
Uno de los principales factores es el descuido de los padres de familia.
Uno de los principales factores es el descuido de los padres de familia. (Verónica Cruz)

Reynosa

El coordinador de Protección Civil y Bomberos de Reynosa, Alejandro Jiménez López, lamentó que la ciudadanía haya hecho caso omiso a las recomendaciones para no introducirse a las peligrosas aguas del Rio Bravo durante la Semana Santa.

Dijo que desafortunadamente la ciudadanía no mide el riesgo que corren sobre todo los menores al nadar en las márgenes de este cauce natural y sin la vigilancia adecuada. "Por desgracia la gente no alcanza a medir la magnitud de lo que puede suceder, nosotros estuvimos advirtiéndoles que no se metieran al río o no dejaran nadar a su hijos, nosotros delimitamos una parte del cauce para que no lo atravesaran, sin embargo algunos niños atravesaban las bollas", comentó.

Destacó que principalmente esto se debe al descuido de los padres de familia al dejar a sus niños a la deriva y sin una correcta vigilancia, sin embargo aún y que no acataron las disposiciones emitidas por la dependencia, el personal se mantuvo atento y realizando los recorridos pertinentes.

"Se establecieron puestos de vigilancia cada 50 metros, personal a pie, en torre, personal en la lancha a la orilla del Rio, todo en estrecha coordinación para evitar accidentes, eso fue lo que nos ayudo, pero la gente ignoró hasta los letreros que se colocaron", refirió.

Cabe señalar que a pesar de lo anterior, Jiménez López reportó saldo blanco durante los días de operativo con motivo de la Semana Santa.