Acusa PAN negligencia por derrame de petróleo

El líder estatal del albiazul, José Alfredo Pérez Bernal, criticó que las autoridades federales no hayan dado a conocer inmediatamente la contaminación en el río San Juan.

Monterrey

El presidente del Comité Estatal del PAN en Nuevo León, José Alfredo Pérez Bernal, acusó de negligentes a las autoridades y a Pemex de mantener por varios días “oculto” el derrame de crudo en el río San Juan en el municipio de Cadereyta.

A decir del panista, el hecho de que no se haya dado a conocer el derrame de hidrocarburos constituyó una omisión grave. 

“Lo querían dejar en lo oscurito, con una omisión gravísima, que no nada más se afecta la propia cuenca del río y los alrededores donde habitan personas, sino que también el riesgo inminente de contaminar la presa más grande de nuestro estado, la que abastece en gran porcentaje al consumo humano”, apuntó el líder del PAN en el estado.

De no  haberse dado cuenta los medios de comunicación y los habitantes de la zona, destacó, las autoridades lo hubieran mantenido oculto.

“No se puede entender cómo nadie puede emitir alerta hasta tres días después de un asunto tan gravísimo que ahí es por responsabilidad púbica”, manifestó.

Según lo expuesto por las autoridades del Pemex, el pasado 17 de agosto, el derrame de hidrocarburo se dio a consecuencia de una toma clandestina en el poblado de San Juan en Cadereyta.

Sin embargo, el comunicado no dio a conocer al detalle la afectación del río, por lo que cuatro días después salió a la luz pública.

En tanto, Pérez Bernal mencionó que por la derrama de hidrocarburo habrán de comparecer los funcionarios responsables.

“Hay muchos funcionarios que van a tener que rendir cuentas sobre este asunto, no puede quedar en la impunidad, es un ecocidio, con el riesgo inminente de que no está descartada una afectación”.

Independientemente de la causa que originó el derrame, apuntó Pérez Bernal, se debió alertar a las comunidades cercanas y a las autoridades.

“Pretendían que simplemente no se supiera, tratar de controlar dentro de lo posible, el asunto es que este tipo de cosas sí ocupa a las autoridades municipal, estatal y federal”, dijo.

El líder panista indicó que la contaminación del río San Juan es un asunto que compete a todos los habitantes de Nuevo León.

“Cualquier cosa que haya sido la que originó eso se tiene que investigar y llegar a las últimas consecuencias. Estamos hablando de un problema de salud pública, de cuidado al medio ambiente”, comentó.

De acuerdo con Víctor Jaime Cabrera López, delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), se dio a conocer una afectación de 6.5 kilómetros del río San Juan y 11.5 kilómetros de acequia con el derrame de crudo del pasado domingo.