PAC apoyará en emergencias y desastres

La Secretaría de Finanzas del GEM emitió nuevas disposiciones en el manejo de los recursos.
Con una despensa, una familia de cinco personas puede alimentarse por una semana.
De ahora en adelante, no solo darán despensas. (Héctor Mora)

Toluca

La Secretaría de Finanzas de la entidad emitió las reglas de operación del Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC), que permite a cada diputado entregar apoyos por 2.5 millones de pesos al año y abrió la posibilidad de apoyar emergencias y desastres con estos recursos.

Con estas adecuaciones a las reglas, los legisladores ya no solo darán despensas, material deportivo, mobiliario y obras, ahora podrán ayudar zonas afectadas por inundaciones, explosiones, temblores, entre otras contingencias que originan muchas necesidades de urgente atención.

El acuerdo firmado por el secretario, Erasto Martínez Rojas, detalla la operación de este programa y emite los formatos que deberán para acceder a estos recursos que son administrados por la Secretaría de Finanzas.

Desde hace varios años, cada uno de los representantes populares, además de su salario, bonos y prestaciones, tienen derecho a tramitar apoyos para habitantes de su distrito, siempre y cuando se encuentren en este catálogo.

El monto máximo por cada uno es de 2.5 millones de pesos que les alcanza para obras, becas y diversos apoyos.

Estas reglas tienen como finalidad asegurar la aplicación eficiente y transparente de dichos recursos, los cuales deben manejarse como el resto de programas públicos, de manera ajena a cualquier partido político, por lo cual queda prohibido su uso con fines distintos al desarrollo social.

Los conceptos para los cuales se pueden ejercer estos recursos son: instalaciones educativas, caminos; guarniciones, banquetas y pavimentación de calles; infraestructura urbana, rural y agropecuaria, drenaje y agua potable, vivienda, equipamiento educativo, espacios de salud, alumbrado público.

Esto además de “emergencias, contingencias y desastres que por su naturaleza requieran atención inmediata”. Todas las solicitudes deben estar plenamente identificadas, con nombre y apellido de los beneiciarios y se les entregan vales que solo pueden cambiar por los bienes autorizados.

Los servicios que se pueden atender son arrendamiento de maquinaria para la construcción, artículos y enseres para el hogar; premiso, reconocimientos y festejos comunitarios; arrendamiento de inmuebles, despensas, juguetes y juegos inflables, material deportivo, artículos cívicos, apoyo para becas, artículos para personas con capacidades diferentes.

Las posibles irregularidades en el programa pueden ser denunciadas a las contralorías del gobierno estatal, del Poder Legislativo o a la coordinación del programa, el cual también permite entregar fertilizante e insumos agropecuarios, bienes informáticos, instrumentos musicales, vestuario, combustible, gastos funerarios, además de servir para pagar sueldo quien operar el programa.