Óscar de la Borbolla muestra “El amor por la lectura”

El ensayista, filósofo, narrador y poeta tiene como logro personal haber renovado las letras mexicanas, a través de sus obras -crÍticas, inconformes y cuestionadoras-
“Hay libros de todos los sabores y uno para cada quien”, señaló.
“Hay libros de todos los sabores y uno para cada quien”, señaló. (Especial)

toluca

"Hay libros de todos los sabores y uno para cada quien, exactamente el indicado para ese momento", sostuvo en la Universidad Autónoma del Estado de México, el filósofo, docente, ensayista, narrador y poeta mexicano Óscar de la Borbolla, durante su participación, con la Conferencia "El amor por la lectura", en el Programa "Abril, Mes de la Lectura".

En la Sala de Consejo Universitario "Gustavo Baz Prada" del Edificio de Rectoría de la UAEM, aseveró que "no existe un libro que debamos leer todos; depende la edad en la que estemos, los gustos y las inclinaciones que tengamos".

"La lectura debe ser un gusto a la carta y no forzarla; a veces los profesores de literatura hacen muy mal su trabajo y en lugar de despertar el gusto por la lectura entre los estudiantes, los predisponen al rechazo".

Acompañado por la secretaria de Difusión Cultural, Ivett Tinoco García, el secretario de Docencia, Alfredo Barrera Baca, destacó que Óscar de la Borbolla tiene como logro personal haber renovado las letras mexicanas, a través de sus obras -críticas, inconformes, cuestionadoras-, que desde un punto de vista único y divergente, han explorado todos los géneros: crónica, relato, cuento, ensayo, didáctica, novela y poesía.

El servidor universitario añadió que como uno de los autores más leídos de México, este escritor ha sido publicado por innumerables editoriales y sus palabras también han hallado eco en programas radiofónicos de carácter cultural y literario; "su aportación más significativa, no obstante de lo novedoso de su obra literaria, es su papel pedagógico, que lo convierte en mentor y guía de estudiantes de todas las universidades del país".

Óscar de la Borbolla, con un acervo en su biblioteca personal de siete mil volúmenes, enfatizó que el valor de los libros radica en que estos tienen todo lo que los seres humanos hemos logrado conquistar de conocimiento, imaginación, técnicas; es decir, todo lo valioso de los seres humanos está ahí.

"Soy lo que soy como una consecuencia exclusiva de los libros que he leído; no soy nada más que los libros que he leído", subrayó ante estudiantes, académicos e investigadores universitarios, así como público en general. Resaltó que "lo más importante de la humanidad está en la escritura, como una forma de dejar fijo algo, de suspender lo que consideramos que vale; de ahí la importante la lectura".