Organizados, productores de maíz logran mejores precios

Los campesinos han tomado medidas para organizarse con la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla y evitar que el maíz sea pagado a 2.50 pesos el kilogramo
El dirigente dice que está resurgiendo la agricultura con una visión empresarial.
El dirigente dice que está resurgiendo la agricultura con una visión empresarial. (Iván Carmona)

Toluca

Ezequiel Contreras Contreras, líder de la Confederación Nacional de Campesinos (CNC) en el Estado de México, dijo que han tomado medidas para organizarse con la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla y evitar que el precio del maíz sea de 2.50 pesos el kilo, además de que siguen impulsando el uso de semillas mejoradas, ya que el 70 por ciento de lo que se produce en la entidad es de semilla criolla o maíz duro, que la industria no acepta fácilmente.

UN POCO DE CONTEXTO

Refirió que actualmente el precio del maíz se rige por la Bolsa de Valores de Chicago, sin embargo, hace unos años el sector se vio afectado porque las empresas trasnacionales, como Monsanto, se instalaron en el país y se adueñaron de la comercialización de los granos, lo cual propició que los productores quedaran desamparados, sobre todo porque con la desaparición de Conasupo ya no hubo quien acopiara el maíz.

Refirió que hace ocho años solicitaron a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) su apoyo para producir semillas y así competir en calidad y en cantidad con los granos extranjeros, ya que en la entidad está prohibido el uso de maíz transgénico.

"La comercialización es el último eslabón de la cadena que permite a los campesinos posicionar su producto".


Varios productores con el esquema de alta productividad –añadió- empezaron con 5 mil hectáreas y hoy tienen en promedio 55 mil, que se elevaron de dos toneladas de maíz a ocho y 12 toneladas por hectárea. "No solo Sinaloa, Jalisco o Guanajuato pueden producir esas cantidades, hoy la entidad está cosechando maíz en valles altos entre siete, ocho y 12 toneladas de maíz".

La comercialización –subrayó- es el último eslabón de la cadena que permite a los campesinos posicionar su producto, por ello la CNC abrió una bodega en Villa Victoria, para acopiar 10 mil toneladas de maíz y ofrecer un precio, según la calidad, de entre 3.15 y 3.25 pesos el kilo.

Después de 20 años del Tratado de Libre Comercio (TLC) –expresó-, está resurgiendo la agricultura de la entidad con una visión empresarial, más eficaz y contundente, pues no se trata solo de semillas híbridas ni de depender de los fertilizantes químicos o sintéticos que compraban en la Unión Soviética, cuya tonelada cuesta 9 mil pesos y por años provocó mucha acidez en el suelo.

LAS ACCIONES DE LA CNC PARA IMPULSAR LA PRODUCCIÓN

Hoy la CNC tiene un programa integral con cinco pasos que impulsa la capacitación, modernización, la certificación de la tierra, la productividad y la comercialización. La capacitación –dijo- es para que los campesinos produzcan sus propios abonos orgánicos a través de compostas, lombricomposta, los lixiviados e incluso aprovechan diversos cursos en Cuba. "Debemos tener hoy una agricultura moderna y sustentable".

Para la alta productividad –detalló-, este año los campesinos recibirán fertilizantes para 50 mil hectáreas, semilla y un incentivo de mil 500 pesos por hectárea para que se ayuden a arrancar el ciclo productivo. "Los apoyos deben darse antes de sembrar y prueba de ello es que la semana pasada repartimos semillas mejoradas para 700 hectáreas en Valle de Chalco".

"Quitamos a los intermediarios y se está pagando un mejor precio a quienes lo producen, de entre 3.15 y 3.25 pesos".


Además de que ya se organizaron con 157 tortillerías de Nezahualcóyotl para venderles directamente 150 toneladas de granos por semana, "quitamos a los intermediarios y se está pagando un mejor precio a quienes lo producen, de entre 3.15 y 3.25 pesos el kilo, superior a lo que está pagando Diconsa".

Por último, Ezequiel Contreras confió en que antes de que concluya el año, la Confederación haya organizado a unas 800 tortillerías para que el kilo de tortilla continúe en siete pesos y se apoye a las personas de escasos recursos del oriente de la entidad. "Arrancamos hace tres meses en Neza como un proyecto piloto y nos extenderemos a Ecatepec, Tlalnepantla, Chimalhuacán y toda la zona conurbada del Estado de México".

EL PRECIO DEL MAÍZ RESPONDE A LA OFERTA Y LA DEMANDA

Al respecto, Heriberto Ortega Ramírez, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en la entidad, señaló que las buenas condiciones climáticas del año pasado propiciaron que la cosecha fuera buena, no solo en México sino en todo el mundo, y por ende el precio del grano fue a la baja, pues se cotiza según la oferta y la demanda.

"En 2012 teníamos precios entre 4.50 y 5 pesos, este año es inferior y sugiero a los productores que se acerquen a sus delegaciones para que, organizados, busquen mejores mercados para sus productos".