“La esencia del movimiento no es transgredir la ley”

Así lo expresó Miguel Valdés, integrante de organizaciones civiles como Laguneros por la Paz, lamentó el que las autoridades tengan una lectura reduccionista de la protesta del 20 de noviembre.
Los manifestantes empezaron a invadir la Plaza Mayor.
Miguel Valdés dijo que se está dejando de lado la importancia de atestiguar un movimiento social con proporciones nacionales y el privilegio de ser testigos de la participación política de los jóvenes. (Miguel Ángel González )

Torreón, Coahuila

Miguel Valdés, integrante de organizaciones civiles como Laguneros por la Paz, quien participó en la marcha del pasado 20 de noviembre en Torreón, lamentó el que las autoridades tiendan a tener una lectura reduccionista de protesta efectuada en el municipio en el marco de la conmemoración de la Revolución Mexicana.

“El pasado 20 de noviembre vimos cómo se reunió una gran cantidad de jóvenes, con esa energía que da la posibilidad de realizar cambios positivos".

Dijo que se está dejando de lado la importancia de atestiguar un movimiento social con proporciones nacionales y el privilegio de ser testigos de la participación política de los jóvenes, por centrar la mirada en las afectaciones ocasionadas por un pequeño grupo de personas al edificio de la Presidencia Municipal, lo que aclaró que tampoco se minimiza.

Sin embargo, pidió a las autoridades que le den una lectura proporcionada a los hechos ocurridos, dado que la esencia del movimiento no es transgredir la ley.

“El pasado 20 de noviembre vimos cómo se reunió una gran cantidad de jóvenes, con esa energía que da la posibilidad de realizar cambios positivos, creo que estamos viviendo un momento privilegiado, y que tenemos que aprovecharlo”.

“Junto con esto vimos algunas desviaciones que se tuvieron, en las que creo que incurrieron el mínimo número de personas pero la concentración tiene que estar en toda esa energía y participación juvenil que no se había visto en años recientes”, comentó el también integrante de la organización Grupo Vida.

“Las estadísticas dicen que mientras más estudios tiene una persona, es más difícil conseguir trabajo".

Insistió en que las autoridades deben tener la capacidad de entrar más a fondo en su análisis para conocer lo que realmente inquieta a los jóvenes, que destacó no tiene que ver con un partido político, ni manipulaciones, sino con la indignación por los hechos ocurridos.

“Invitaría a las autoridades a entrar en un conocimiento más profundo de esta realidad juvenil, que al contrario hay que aprovecharla, y encausarla”. Indicó que la indignación que manifiestan los jóvenes laguneros a través de acciones de protesta, proviene de los momentos de temor que vivieron como producto de la violencia social y por la falta de certeza sobre su futuro, ante problemáticas como la carencia de empleo.

“Las estadísticas dicen que mientras más estudios tiene una persona, es más difícil conseguir trabajo. La universidad es donde el joven vuelca toda su energía, con la esperanza de un mejor futuro, si esa seguridad se pierde, viene el miedo y la inconformidad por aspectos personales, que sumado contemplar los casos de impunidad y de corrupción del entorno social, los lleva a decir ya basta”.