Ordenar casas de empeño es una deuda en Jalisco

En los últimos dos años el Departamento del Tesoro de EU ha revelado nexo de algunas casas de empeño en el estado con el crimen organizado.
El negocio representa un ingreso de “10 mil millones de pesos anuales en ganancias” y uno de cada cuatro mexicanos hace uso de estos establecimientos.
El negocio representa un ingreso de “10 mil millones de pesos anuales en ganancias” y uno de cada cuatro mexicanos hace uso de estos establecimientos. (Fernando Carranza)

Guadalajara

Ayuntamientos, Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Fiscalía del Estado, cada una de estas instancias tiene alguna obligación con respecto a la adecuada operación de las casas de empeño, sin embargo, la coordinación entre los tres niveles de gobierno simplemente no existe, y esa carencia administrativa ha sido aprovechada por aquellos que usan estos establecimientos para generar recursos de lo robado, así como por quienes hacen del fomento de actividades ilícitas un negocio.

El pasado mes de agosto, la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, reveló que algunas casas de empeño en Jalisco están ligadas a la operación financiera del Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín El Chapo Guzmán Loera, aunque no sería la primera ocasión en que el gobierno norteamericano señala este tipo de negocios como piezas en la red de lavado de dinero del crimen organizado.

En 2015, el mismo Departamento del Tesoro había alertado sobre algunos negocios con el nombre de Casa de Empeño Guadalajara S.A. de C.V. Empeños Presta Fácil, Prenda Todo S.A. de C.V. Casas de Empeño Prenda Todo y Operadora Eficaz Pegaso, con operación en zonas concurridas de la ciudad como la calle López Cotilla en el centro de Guadalajara y en la colonia Medrano del mismo municipio, sin embargo, tras dichos señalamientos, la respuesta de las autoridades locales fue nula, y salvo las inspecciones y otras actividades regulares, no se programó ningún operativo o programa especial en el que participaran diferentes áreas de gobierno para atacar el problema.

En entrevista para MILENIO RADIO, el fiscal del Estado, Eduardo Almaguer, reconoció que no existe intercambio de información entre las instancias de gobierno involucradas en los temas relacionados con las casas de empeño y eso es “lo que ha generado la proliferación de este tipo de giros y también el desorden”.

Las acciones que ha llevado a cabo la Fiscalía del Estado, se han enfocado en inspecciones y consecuentes clausuras, que no están relacionadas con las sanciones que ha realizado la Profeco, mientras que en el caso de los municipio y el legislativo, las iniciativas para buscar una regulación a estos negocios, se quedaron en la congeladora (MILENIO JALISCO 18/10/16), pese a que “sí no se ataca el financiamiento y la utilización del ese dinero sucio, difícilmente se puede abatir la violencia, la delincuencia, la impunidad y corrupción”, señaló el fiscal, Eduardo Almaguer.

De acuerdo con la iniciativa que en 2014 promovió el entonces diputado Miguel Castro Reynoso, el negocio de las casas de empeño representa un ingreso de “10 mil millones de pesos anuales en ganancias” y uno de cada cuatro mexicanos hace uso de estos establecimientos, que en muchas ocasiones se prestan para actividades delictivas y por ello la importancia de su regulación, un tema que se mantiene como un pendiente en la agenda de seguridad en la ciudad.

Dato

El último censo económico que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, reveló que las casas de empeño en México son un negocio que se expande de manera exponencial,  y para 2010, operaban más de 6 mil 348 establecimientos, con un incremento del 274 por ciento con respecto al conteo anterior, por lo que de mantenerse esa tendencia, en el territorio nacional estarían operando más de 15 mil casas de empeño.