Operativo sorpresa resultó ser irregular, dicen conductores

El delegado de Tantoyuca, Alonso Martínez, estuvo a cargo de las acciones.
Además de pagar la multa, se les cobro el arrastre por grúa.
Además de pagar la multa, se les cobro el arrastre por grúa. (Aristeo Abundis)

Pánuco

El pasado martes a más de 350 conductores fueron revisados en operativo sorpresa por varias corporaciones, donde resultaron 200 motociclistas con irregularidades siendo llevadas al corralón así como un taxi, de estas se cobraron más de 100 multas quienes en su mayoría no recibieron recibo oficial, así los dieron a conocer algunos afectados, que pagaron entre 400 y 900 pesos de infracción.

El operativo implementado por la Dirección de Tránsito del Estado y apoyado por la Secretaría de Seguridad Pública a través de la Policía Estatal y de la fuerza civil para la detención de vehículos en circulación irregular, principalmente motociclistas y automovilistas, resultó solo ser recaudatorio aunque todo indica que también se trató de una acción irregular, pues los cobros de las multas se hicieron sin la entrega de recibos oficiales y con sanciones de entre 400 y 900 pesos.

Aunque la Policía Estatal y la fuerza civil así como la Delegación de Transporte Público del estado señalaron solo haber participado en apoyo con la Delegación de Tránsito local, los conductores de las motociclistas fueron obligados a pagar entre 400 y 900 pesos de multa además del pago –este sí obligatorio- del servicio de grúa.

De acuerdo a los quejosos, -muchos de los cuales son trabajadores del ayuntamiento- no les entregaron recibo oficial y detrás de la boleta de inventario de sus unidades solo se pedía al encargado del corralón la entrega de la unidad y avalado con una firma.

En la Delegación de Tránsito, no se encontró al titular de la instancia que hasta el día de ayer fungió como delegado, solo se mencionó que el operativo estuvo a cargo del delegado de Tantoyuca, Alonso Martínez, quien ordenó que se realizara el cobro sin la entrega de recibos oficiales,

y además expresan que fue quien se llevó el dinero recaudado, sin embargo no fue posible localizarlo puesto que ya no se encontraba en la ciudad.

Desde la tarde del martes y hasta la mañana del miércoles los motociclistas a quienes les retuvieron sus unidades, se seguían presentando y el cobro se seguía realizando, aunque en algunos casos según mostró una empleada de la dependencia, sí se les entregó la boleta correspondiente para el pago oficial, pero el número de boletas no correspondía a la gran cantidad de detenciones que se realizaron.

En el ayuntamiento de Pánuco y ante la regidora Rosario González Granados también se presentó un grupo de jóvenes para exponer su queja al respecto, pues en total habían cubierto cantidades de hasta 900 pesos que significaban más que su ganancia semanal como empleados.

Finalmente no hubo una versión oficial al respecto del cobro presumiblemente ilegal y la recaudación y solo se reiteró que fueron detenciones por violentar el reglamento de tránsito.