Operan con normalidad los comercios en 5 de febrero

Tras cumplirse 3 meses del último operativo, nada ha cambiado.

Guadalajara

Si hay algo que caracterice a las calles 5 de Febrero y Los Ángeles, en el Barrio de Analco, es que en los comercios que operan en la zona se pueden encontrar cualquier cantidad de autopartes, ya sean refacciones o accesorios, los cuales se presume, muchos tienen procedencia ilícita.

Pero el hecho de que esa información sea de dominio público, no repercute en que la realidad de esta zona cambie. La última vez que la autoridad se paró en 5 de febrero para hacer un operativo fue el 23 de enero de 2015, día en que algunos comercios bajaron sus cortinas y quienes ofrecen piezas a los automovilistas se retiraron de las calles, un par de días después, la dinámica regresó a la normalidad y así se mantiene actualmente.

El territorio de operación de los comerciantes se ha extendido a la avenida Niños Héroes, no con la instalación de locales comerciales o ambulantes, sino con personas que a bordo de bici o motocicleta, esperan el alto en cruces como Alcalde y la Calzada para echar un vistazo a los automóviles, y tras detectar alguno que carezca de un accesorio o autoparte, inmediatamente lo abordan para ofrecer la pieza.

“Jefe, le conseguimos el espejo barato”, ofrece un joven a bordo de una motoneta durante un ejercicio realizado por MILENIO JALISCO al circular por la zona con un vehículo sin espejo lateral, el precio inicial por la autoparte es de 850 pesos “es que es eléctrico, sale más caro”, explica el ofertante, aunque finalmente baja el costo a 650 pesos, “Y se lo ponemos de una vez, no le cobramos”, dice.

El 11 de noviembre de 2014, MILENIO JALISCO dio a conocer que de cada diez averiguaciones previas iniciadas por el robo de autopartes, solo tres logran ser consignadas. En contraste, la zona de 5 de febrero opera sin problema alguno, aunque muchos de sus establecimientos no puedan dar certeza sobre la procedencia de los artículos que ofrecen.