Opera en pésimas condiciones Hospital de Huauchinango

"Luego de la inversión de 30 mdp en el nosocomio, sólo ha crecido la sala de espera"

Huauchinango

A pesar de que hace cinco meses gastaron 30 millones de pesos en su ampliación, el Hospital General de Huauchinango tiene menos camas y está en peores condiciones que el edificio habilitado hace 51 años para atender a los pobladores de la sierranoroccidental, criticó el médico Margarito Cerecedo Almaraz, delegado del Sindicato de Trabajadores del Sector Salud.
El representante de los trabajadores indicó que lejos de crecer, el Hospital se redujo, porque ahora sólo hay 27 camas para atender a los más de 287 mil habitantes de los 18 municipios de la región desde Francisco Z. Mena, hasta Ahuazotepec.
Indicó que con la obra llamada "ampliación del Hospital General" lo único que aumentó fue la capacidad de la sala de espera, tampoco se contrató a personal y "se sigue funcionando con lamisma capacidad que 50 años" y peor porque se eliminaron algunas áreas como la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.
La obra de ampliación fue inaugurada por el gobernador del estado Rafael Moreno Valle Rosas el pasado 2 de Julio a cinco días de las elecciones locales, sin embargo, el deterioro de las instalaciones es evidente: hay huecos en las paredes de tablaroca, incluso en la entrada a uno de los dos quirófanos, además de goteras en el techo de la sala de urgencias.
En el cuarto séptico, que utilizan como baño los pacientes recién operados, se amontonan cubetas y contenedores de desechos que llevan sangre, como vendas, telas, bisturís, agujas de jeringas, entre otros. Las seis camas "nuevas" de la Sala de Labor para las mujeres en trabajo de parto están deterioradas, evidenciaron otros trabajadores.
Es común ver botes de basura y alimentos amontonados sobre el "carro rojo", unidad habilitada con un desfibrilador y un tanque de oxígeno para hacer "trabajos de resucitación o recuperación en el quirófano", generándose condiciones de eventual insalubridad, como se puede apreciar en las fotografías que acompañan a esta nota.
Por otra parte, en el tema del cese de la trabajadora social Gabriela González Hernández, el jefe de Recursos Humanos Héctor Mendoza Cabrera y la administradora Elizabeth Rodríguez Aldana, el Cerecedo Almaraz expresó que en el proceso de baja definitiva se incurrieron en varias irregularidades e inconsistencias por parte de las secretarías de Salud y de la Contraloría.
El representante expresó que el Sindicato llamó a los afectados por la decisión gubernamental a que no firmaran su cese y,optaran por un acta administrativa, pero en el proceso se les citó en la dirección de calle Nigromante número 33, cuando la dirección actual y correcta del Hospital General es Calle INI número 7, colonia Fstse.
Como representante de los trabajadores señaló que se busca que haya un nuevo proceso de investigación, hasta lograr la reinstalación de sus compañeros en sus plazas laborales.
El sindicalista descartó que el gremio vaya a realizar manifestaciones a favor de los afectados. El problema laboral inició el pasado 3 de diciembre, cuando en la sala de espera y sin ninguna atención médica, murió Alberto Martínez Gallegos, de 49 de años de edad, por "broncoaspiración", por lo que se inició una investigación por una presunta negligencia médica, pero quienes fueron despedidos fueron tres empleados del área administrativa "cuando una cosa no tiene que ver con la otra", dijo el sindicalista.