Olvidan programa Banquetas Libres en fin de semana

El operativo no cuenta con agentes de movilidad suficientes para trabajar durante esos días.

A una semana de implementado el ya famoso programa de Banquetas Libres, parece que lo único que se ha logrado, es que las personas le teman a las multas, más no, una cultura y educación vial, aunque eso haya sido el principal objetivo. 

Lo anterior, se dilucida puesto que lamentablemente el operativo no cuenta con agentes de movilidad suficientes para trabajar durante los fines de semana, de manera que éste se suspende y provoca que las faltas cotidianas a las que incurren los conductores se propicien nuevamente. 

Sara Torres, encargada de una juguetería ubicada por la calle de Juan Manuel en la zona centro de la ciudad, comentó que le agradó la sensación de no tener coches que obstruyeran tanto su entrada como el andar de sus compradores. 

“Se seguían (los coches) parando un ratito pero era como ya de forma más rápida y luego luego se iban, pero hoy todo volvió a su normalidad y eso no está padre, bueno, no está padre que se haya planificado como a medias ¿no?”, expuso. 

La comerciante manifestó su molestia ante un programa que pinta para cambiar la educación vial, pero que se suspende por falta de empleados en los días más concurridos para el centro tapatío. Cabe destacar que su comercio es de los pocos que no exponen sus productos en la vía pública. 

Al preguntarle a la mujer de alrededor de 40 años que obstaculizó la entrada de la negociante, sobre el programa antes mencionado, ella afirmó desconocerlo y además manifestó ignorar que estaba en un error. 

“Vengo de rapidito porque me faltaban unas cosas (…) ¿Ah ya multan?, no la verdad es que no estaba enterada, no suelo venir a esta zona”, explicó. 

Otro hecho ocurrió sobre la calle López Cotilla cuando una mujer, que cruzaba de una tienda de electrónica hacia una casa de cambio, debido a que las aceras estaban invadidas por automovilistas, se vio en la necesidad de caminar delante de los automotores, sobre el asfalto de la estrecha avenida, arriesgando su vida.   

Ella, quien no quiso revelar su nombre, apuntó que el problema no radica en la ausencia de señalamientos de vialidad o de estacionamientos, “esto se debe únicamente a la falta de cultura en vialidad por los tapatíos, a que nos gusta oponernos a lo correcto”.

Las entrevistadas coincidieron en que Banquetas Libres debe actuar todos los días, hasta que el problema se resuelva permanentemente. Además, manifestaron que aunado al mismo, se deben implementar políticas públicas que instruyan a los ciudadanos sobre la importancia de respetar los espacios públicos y banquetas.