Ojalá que este festival sea tomado en serio: La Manta

Junto con Jorge Morenos, la agrupación de huapango y jazz se presentó en la Plaza de Armas, ante un público que poco a poco entró en su dinámica musical.
La jornada inaugural fue desde la exposición fotográfica de Gilberto Rivas, hasta el concierto de La Manta.
La jornada inaugural fue desde la exposición fotográfica de Gilberto Rivas, hasta el concierto de La Manta. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Tampico

Ojalá que el Ayuntamiento de Tampico se tome en serio el Festival de Huapango “El Caimán del Carpintero” y no sea moda de una administración nada más, fue el deseo de Eloy Fernando, vocalista de La Manta.La banda de huapango y jazz, la cual se presentó junto con Jorge Morenos en el concierto brindado en la Plaza de Armas de Tampico, ante un público que abarrotó tanto los alrededores de la misma como la cuadra cerrada del Palacio Municipal.“La única forma de hacerle frente a la situación que vivimos es con cultura”, reiteró el vocalista de la banda.A las 19:55 horas se dio la tercera llamada.

Después de nombrar a los funcionarios presentes (Elvia Holguera Altamirano, Amparo González Berumen, Juan Carlos Ley Fong, José Luis Martínez Navarro, Olga Sosa y regidores de la Comisión de Cultura), la directora Irma Meza Etienne expresó que los tampiqueños tenían olvidado el huapango, pero que con este festival permitirá desarrollar su identidad, e invitó al público a involucrarse en la fiesta.Mientras esto ocurría arriba del escenario, integrantes de La Manta saludaron al jaranero Ramón Chávez, y lo propio hicieron otros amigos con Jorge Morenos.Diez minutos después subieron Eloy Fernando, el saxofonista y flautista Ramiro González, el bajista Carlos Zambrano y el baterista Hiram Marcor.“Es un honor y un privilegio estar en nuestra ciudad; tenemos entrañables amigos aquí. Esta es una celebración a la vida, a la paz que nos falta y a los músicos tradicionales del huapango. Dedicamos nuestra música que es una mezcla de huapango y jazz”.A un costado del escenario, niños y niñas jugaron y corretearon, mientras Ramiro González se lucía con sus solos de flauta.

“También tocamos música tradicional de otras regiones; ahora entonaremos ‘La Hierbabuena’ y ‘Donde Nace el Agua’”; durante la ejecución de las piezas, más de un rostro de los asistentes luce admirado, ahora con los solos de saxofón.“Pidiendo para Tampico paz y armonía; como Tampico no hay dos, mi ciudad la más querida”, rezaba uno de los huapangos más aplaudidos de la noche; “tenemos el alma herida, pero bien fuerte la voz, le cantamos a la vida”. La ovación se intensificó. Para las 20:45 horas, Carlos Zambrano llamó a “un chaparrito con un corazón grande”; a su vez, Eloy Fernando añadió: “Es un honor tocar con Jorge Morenos. Aplaudo al Ayuntamiento de Tampico, ojalá se lo tomen en serio y no sea de una administración nada más. La única forma de hacerle frente a la situación es con cultura”.Morenos respondió: “Celebramos a la vida y a la esperanza. Mi homenaje es al caimán, a bailadoras y bailadores. Hay que celebrar a la vida, y va este huapango a una bailadora que hoy tiene la responsabilidad de ser directora de Cultura”, dijo para entonar “La Bailarina”, primero con un estilo melancólico, como si fuera balada, para más adelante entrar en el ritmo característico del huapango.“Que viva la Huasteca, aunque el mundo se esté acabando”, expresó Morenos. Después de “Flor de Gitana” y “Tam Tam”, La Manta y el intérprete se despidieron a las 21:13 horas.