Ofrecen otra mirada de Monterrey con el cine

Proyectos estudiantiles, largometrajes de corte artístico o documental, hasta series históricas, han utilizado la entidad como escenario de sus producciones.

Monterrey

Monterrey se ha convertido en un set de filmación en los últimos años, no solo por su arquitectura, sino por los fenómenos sociales.

Proyectos estudiantiles, largometrajes de corte artístico o documental, pasando por las series históricas, representan un claro ejemplo de que la ciudad, poco a poco, está siendo retratada mediante el cine.

Las series como La historia secreta de Monterrey o recientemente Gigantes de la industria, ambos por el canal de la televisión privada History Channel, destacan entre las producciones que ofrecen otra visión sobre la ciudad.

Además, el documentalista chileno Rodrigo Torres Barriga ha realizado dos proyectos documentales en los últimos años. En Un largo camino a casa aborda el fenómeno de la inseguridad a través de los familiares que buscan a una persona desaparecida; mientras que en agosto presentará La patria del migrante.

Mientras que en el documental Al olvido, producido y dirigido por Janeth Aguirre Elizondo, se muestra el pasado industrial de Monterrey y su permanencia en la memoria de la gente.

Testimonios

Las visitas de Rodrigo Torres Barriga, director del Instituto de Artes Visuales en la Universidad Austral de Chile, a la ciudad le han permitido adentrarse en el drama que ha dejado la inseguridad y el narcotráfico en sus pobladores.

Y por ello ahora aborda la problemática de cientos de centroamericanos que se quedan en Nuevo León o Coahuila  y buscan cumplir el “sueño americano”. Esto como parte de su nueva producción La Patria del Migrante.

“Mi experiencia es que es poco lo que se habla del tema en Nuevo León, me parece que el fenómeno de la migración se hizo parte del escenario urbano y que es ignorado por gran parte de la gente. Es un problema incómodo del que nadie quiere hablar”, explica Rodrigo Torres.

Janeth Aguirre, directora ejecutiva del Festival Internacional de Cine Monterrey, destaca en su trabajo Al olvido la memoria que se guardan sobre ciertos edificios o fábricas que hoy están abandonados o han sido demolidos.

“Creo que a través del documental vi que la ciudad ha cambiado mucho, ya no es esa ciudad que tenemos en el imaginario colectivo, o que tienen generaciones anteriores. Monterrey se transforma pero tristemente repetimos la historia, en este caso de demoler para construir”, menciona.