Ofrecen Justicia Alternativa para inconformidades médicas

A pesar de no poder castigar o sancionar, la Comisión ha recibido más de mil trescientas solicitudes de atención en el 2013. 105 de estas quejas fueron concretadas y otras están en proceso de ...
Los pacientes aún acuden a los hospitales para pedir atención contra el virus.
105 de estas quejas fueron concretadas. (Sergio Contreras)

León, GTO.

Una de cada quince solicitudes de atención ante la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico de Guanajuato (CECAM) son denuncias que se dirimen en diálogo entre el prestador de servicio e inconforme. Esto es justicia alternativa especializada.

A pesar de no tener poder coercitivo (no puede castigar), la Comisión recibió más de mil trescientas solicitudes de atención en 2013. De éstas, 105 fueron quejas concretas y a la fecha algunas se encuentran en proceso de resolución. A través de mecanismos alternos se resuelven conflictos de tipo médico. No reciben demandas, sólo quejas que se traducen en audiencias, mas no en juicios.

No pueden obligar al denunciado a acudir para dialogar con el afectado, ni mucho menos tienen poder para emitir una sanción.

"El conflicto se resuelve a través de mediación, las dos partes actúan y ellos encuentran la mejor solución a sus problemas", señaló la doctora Elia Lara, Comisionada Estatal de la CECAM.

De la audiencia, si ambas partes llegan a un acuerdo, éste se firma y se eleva a la categoría de "cosa juzgada", ratificado por el poder judicial. Esto le da certeza tanto al inconforme, como al personal de salud, que la mayoría de las veces son médicos.

Las inconformidades expuestas ante esta instancia de justicia son, en su mayoríapor falta de atención oportuna, por rechazo, por maltrato, falta de medicamentos o negligencia.

"Y te puedo decir que se han resuelto conflictos muy difíciles. Cuando se sientan el médico y el paciente a hablar las cosas cambian", aseguró.

Ginecología y obstetricia, cirugía, odontología, medicina general y oftalmología son las áreas médicas de las que más se quejan los guanajuatenses.

"Lo que ocurre es que el paciente o familiar tiene mucho dolor o está muy enojado y pide que al médico lo lleven a la cárcel, que le quiten la cédula, que no lo dejen ejercer... pero a veces lo que quieren es una explicación de lo que ocurrió,  a veces que les pidan perdón, que les expliquen exactamente en qué momento se perdió la comunicación", reveló al concluir su ponencia en el marco de la celebración por el 56 aniversario del Departamento de Enfermería y Obstetricia de la Universidad de Guanajuato.