Oficina Anticorrupción no desquita los sueldos

Gastan más de 3 millones de pesos al año en el pago de la nómina de 11 funcionarios.
La Oficina Anticorrupción depende de la Contraloría municipal; al mes se gastan cerca de 280 mil pesos tan sólo en el pago de la nómina.
La Oficina Anticorrupción depende de la Contraloría municipal; al mes se gastan cerca de 280 mil pesos tan sólo en el pago de la nómina. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El combate a la corrupción parece haberle quedado grande al Ayuntamiento de Guadalajara, ya que a pesar de haber atravesado algunos escándalos protagonizados por funcionarios de su administración, las sanciones o acciones consecuentes se han quedado cortas, en tanto que el llamado “mapa de riesgos de corrupción” y la Oficina Anticorrupción, se han reducido a una leyenda urbana que se cuenta en los pasillos de Palacio Municipal, pero que no asusta a ningún funcionario.

Tal pareciera que desde su creación esta oficina dependiente de la Contraloría municipal, estaba destinada a fracasar, pues sus atribuciones administrativas no permiten la fiscalización o la imposición de sanciones, sino un esquema “preventivo” al cual le destinan un aproximado de 280 mil pesos mensuales tan solo en el pago de nómina de las once personas que conforman la dependencia, lo que anualmente representa más de tres millones de pesos de acuerdo a información publicada en el portal del Ayuntamiento tapatío.

“Oficinas eficientes y transparentes“, fue la frase con la que el alcalde Ramiro Hernández explicó el origen y objetivo de la oficina anticorrupción en febrero de 2013, y la cual le sería encomendada a José de Jesús Sosa López, quien ya tenía experiencia en cargos similares al haber formado parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Sin embargo, con el transcurso del tiempo la dependencia generó más dudas que certezas, los resultados nunca se dieron conforme a lo previsto y el rumbo que tomó la Oficina Anticorrupción se acercaba cada vez más al fracaso que a cumplir con su objetivo, situación que la oposición comenzaría a señalar

El 21 de noviembre de 2013, luego de escándalos como en el que se vio envuelta la ex regidora Elisa Ayón, la oposición emitió el primero de una serie de pronunciamientos que descalificarían el desempeño de la oficina anticorrupción; fue entonces cuando el panista Alberto Cárdenas Jiménez pidió la salida de Jesús Sosa, sin embargo “nunca recibimos respuesta alguna por parte del ayuntamiento”, explicó el edil blanquiazul al ser cuestionado al respecto.

Otros que se pronunciaron contra esta oficina fue la fracción de Movimiento Ciudadano. El 10 de octubre de 2014, a través de la regidora pemecista María Candelaria Ochoa, el partido naranja fue un paso más allá del que dieron los panistas y no solo alegó la inoperancia de cuestionar su existencia y pidió al ayuntamiento tapatío que “desapareciera a la dependencia”.

En ese mismo mes de octubre, la evaluación “Profesionales por la Ética”, posicionó la “corrupción” como uno de los mayores males que aquejan a la Perla Tapatía. “En repetidas ocasiones he denunciado que la Oficina Anticorrupción en Guadalajara no funciona y debe desaparecer”, señaló entonces la regidora.

Para conocer la postura del ayuntamiento sobre el desempeño de esta dependencia, se solicitó entrevista con el titular de la misma, y que funge como encargada del despacho, Martha Patricia Pérez Pérez, esto ante la salida de Sosa López, quien habría dejado el cargo por “motivos personales”, sin embargo a cinco días de esto no se recibió respuesta.

Cronología

Febrero 25 de 2013: Ramiro Hernández Presidente Municipal nombra a José de Jesús Sosa López como titular de la Oficina Anticorrupción

Julio 11 de 2013: La dependencia turna 17 expedientes de servidores públicos involucrados en irregularidades, una de las primeras y pocas acciones que darían a conocer

Noviembre 21 de 2013: La fracción del PAN en Guadalajara exige al presidente municipal Ramiro Hernández la destitución del titular de la oficina anticorrupción, nunca reciben respuesta

Octubre 10 de 2014: La regidora de Movimiento Ciudadano, Candelaria Ochoa, pide que la oficina anticorrupción desaparezca por su “inoperancia”

Mayo 01 de 2015: José de Jesús Sosa López renuncia a su cargo, aparentemente por motivos personales

Mayo 07 de 2015: Martha Patricia Pérez Pérez es nombrada encargada de despacho, anteriormente laboraba dentro de la contraloría municipal