Obreros se rotan turnos por falta de empleo: CTM

Señala dirigente que la alternativa es para que la plantilla laboral pueda tener ingresos.
En etapa terminal obras en la zona sur.
En etapa terminal obras en la zona sur. (Yazmín Sánchez)

Tampico

Debido a que no hay trabajo suficiente para colocar a los 15 mil obreros que forman parte de los siete sindicatos de la construcción, la CTM ha decidido rolarlos, es decir una semana una semana uno y luego otros, aunque eso implica que por siete días 4 mil 500 trabajadores se queden en la banca y sin cobrar.

El secretario general de la sección 4 del Sindicato de Albañiles, Martín Castillo, explicó que en este momento el 40 por ciento de los obreros que pertenecen a los sindicatos de la construcción no tienen trabajo, pues las obras donde estaban trabajando, como el Hospital Civil Carlos Canseco ya están en su parte final.

En esta última obra apenas quedarán unos 40 obreros, sin embargo en esta obra se les ha comenzado a rotar para que todos los desempleados puedan trabajar una semana. Y es que el líder sindical aseguró que debido a que no hay suficiente empleo han optado por crear roles de trabajo.

"Si ustedes ve las camionetas vamos rolando a la gente, tenemos un rol de trabajo, en donde si una obra va cerrando como el hospital Civil, donde ya sólo tenemos 40 gentes, lo que hacemos es que esas 40 gentes la próxima obra que viene los vamos rolando, vamos colocando una semana y luego otra semana, y la semana se queda la gente banqueada pues no cobra".

En este momento ponen a trabajar a unos trabajadores por una semana, gana dinero, pero tienen que dejar de laborar otra semana, para que sus compañeros puedan tener una entrada de dinero. Se estima que cada semana se quedan en la banca 4,500 obreros, es decir un 30 por ciento de los 15 mil que hay.

"Traemos un 30 por ciento banqueado, el resto los colocamos en pequeñas obras, el camionero si no hay obra se busca quien hacer un viaje de arena o grava, y cuando no hay trabajo suficiente que ni si quiera los podemos banquear los mandamos fuera, una de Monterrey nos pidió como 150 ayudantes y tenemos 70 socios más fuera".

Indicó que de esos 15 mil a un 10 por ciento los mandan a participar en pequeñas obras, aunque en estas el problema es que el trabajo dura apenas unas semanas, o cuando mucho un mes, y luego vuelven a quedar sin trabajo.

Por el momento la construcción del Fashion Mall, que lleva un 30 por ciento de avance, y la edificación de vivienda de constructoras como Aryve, que en este momento levantan un edificio habitacional sobre Faja de Oro, es lo que mantiene ocupada el 70 por ciento de la mano de obra.

Otra opción aseguró es la de mandar fuera a la mano de obra, a estados como Nuevo León, y donde se están haciendo contrataciones, o a la frontera donde con frecuencia hay construcciones grandes.