Periférico de Gómez, paso de la muerte por las obras

Es conocido que en todo su largo, el camino es un territorio de caos. Quienes se llevan la peor parte, como siempre, son las personas que caminan por el lugar, o que van en bicicleta.
Desde las 7:20 de la mañana aproximadamente, comienza a fluir denso el tráfico. Es la hora de entrada a clases y al trabajo para muchas personas.
Desde las 7:20 de la mañana aproximadamente, comienza a fluir denso el tráfico. Es la hora de entrada a clases y al trabajo para muchas personas. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Es conocido el hecho lamentable de que el Periférico, en todo su largo, es un territorio de muerte y de caos. En parte se debe a la falta de precaución que tenemos al conducir, al caminar por ahí.

Pero también a las terribles condiciones de esta vialidad, que no solo cuenta con profundos baches, ni siquiera tiene delineadas las líneas de los carriles. 

Es importante destacar que los camellones están en pésimas condiciones, y que son un martirio para los que caminan por ahí.

Los retornos son un desastre y realmente, transitar por ahí es como ejecutar "el paso de la muerte", que desgraciadamente, a muchos les ha tocado.

Uno de los puntos más álgidos en este momento, es el Periférico a la altura del bulevar Emiliano Zapata, que está al oeste, del lado de una conocida tienda comercial, y del lado este, en el tramo de inicio a la carretera a Chihuahua. 

Siempre ha sido un cruce difícil. Pero el grado de dificultad se ha incrementado por las obras que se realizan precisamente en el lado de la carretera a Chihuahua. 

Cierto que están quedando bien. Pero circular por ahí en horas pico, es una auténtica pesadilla. Si la mañana es lluviosa es peor, porque por todos lados, cae agua, desde abajo con los vehículos que pasan y no dudan en bañar a los demás. 

Desgraciadamente, quienes se llevan la peor parte, como siempre, son las personas que caminan por el lugar, o que van en bicicleta. Los motociclistas también la sufren. El carro es hasta cierto punto, un modo de protegernos de lo agreste de este sector. 

Desde las 7:20 de la mañana aproximadamente, comienza a fluir denso el tráfico. Es la hora de entrada a clases y al trabajo para muchas personas. 

Y a las 14:00-15:00 hora de comida, y a las 19:00-21:00 salida para muchos, también son momentos muy malos para pasar por este lugar.

En este caos en el que ha derivado el crecimiento de las ciudades, son muchas las personas que deben pasar por ahí. Para acabarla de amolar, muchos tráiler y camiones de carga, llegan por la carretera a Chihuahua para dirigirse a Abastos, o al mismo centro comercial grande que está cerca. 

"Antes estaba más feo. Desde que pusieron el camellón y las piedrotas, ya como que el tráfico está mejor. Por aquí han atropellado a mucha gente", comenta un joven voceador de periódicos, que todos los días está en este punto, a diferencia del personal de Tránsito y Vialidad municipal.

Es posible imaginarse un escenario aún peor. Pero lo que se puede ver en el momento, es la desesperación de muchos por llegar a tiempo, sobre todo ya más cerca de las ocho. 

"Pitazos", señas con las manos. Bueno, eso se ve desde la perspectiva del peatón. Y lo ven también los receptores de estas linduras. 

Se ha repetido muchas veces, que conducir con precaución es lo mejor. Sigue siendo una buena recomendación. Bien dicen que más vale llegar tarde que no llegar.

Es importante destacar que los camellones están en pésimas condiciones, y que son un martirio para los que caminan por ahí. Una señora estuvo a punto de caer tratando de evitar los coches, subiéndose al camellón, lleno de piedras, basura y tierra. Por suerte no terminó en el suelo.

Esto es en los cruces inferiores. Quienes pueden evitarlo, usan el paso a desnivel que se encuentra ubicado ahí mismo. 

Y hay otra cosa que afecta: el paso del tren. Las vías también pasan a unos metros del cruce y es frecuente que este medio de transporte circule por ahí, con la consiguiente neurosis que genera en los conductores. 

Se ha repetido muchas veces, que conducir con precaución es lo mejor. Sigue siendo una buena recomendación. Bien dicen que más vale llegar tarde que no llegar. Y sobre todo no dañar a nadie por nuestras prisas. 

Se desconoce cuándo terminarán las obras. Llevan buen avance, pero sería bueno que las autoridades consideraran agilizarlas. Altamente recomendable para la gente que pueda evitar pasar por ahí, el tomar rutas alternas. Y si le toca, tenga mucho cuidado.