Piden dos helicópteros para compensar daño carretero

Obras estatales en ruta Bolaños-Huejuquilla. 

Guadalajara

La compensación por la vía judicial, en el caso de los problemas ambientales, es una vía no ensayada en México pues no significa lo mismo que la reparación del daño que se busca por la vía civil ordinaria, sino un concepto anexo que permite prevenir futuros daños e impactos en los ecosistemas, sostiene el empresario Marco Aurelio Montaño Ayala, quien en su reciente demanda contra las obras de la carretera Bolaños-Huejuquilla plantea las dos vías de forma conjunta.

El juicio fue presentado el pasado 13 de noviembre y demanda 69.6 millones de pesos de reparación de daños y perjuicios, y “como pago compensatorio” por los daños “permanentes causados al ecosistema Sierra de Los Huicholes [**sic], solicitamos la adquisición de dos helicópteros y su costo de traslado por la cantidad de diez millones 500 mil dólares, moneda de los Estados Unidos, más la operación por diez años, mantenimiento y logística de [esos] dos helicópteros para combate de plagas, prevención y combate de incendios forestales”.

Este aspecto está contenido en la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, añade la demanda. Artículo 14.- “La compensación ambiental procederá por excepción en los siguientes casos:  I. Cuando resulte material o técnicamente imposible la reparación total o parcial del daño, o II. Cuando se actualicen los tres supuestos siguientes: a) Que los daños al ambiente hayan sido producidos por una obra o actividad ilícita que debió haber sido objeto de evaluación y autorización previa […]; b) que la Secretaría [Semarnat] haya evaluado posteriormente en su conjunto los daños producidos ilícitamente, y las obras y actividades asociadas a esos daños que se encuentren aún pendientes de realizar en el futuro, y c) que la Secretaría expida una autorización posterior al daño…”.

Artículo 15.- “La compensación ambiental podrá ser total o parcial. En éste último caso, la misma será fijada en la proporción en que no haya sido posible restaurar, restablecer, recuperar o remediar el bien, las condiciones o relación de interacción de los elementos naturales dañados. En este caso, la apertura ilegal de la carretera ha traído daños directos a flora y fauna, debilitamiento del bosque, mayor presión humana y presencia creciente de incendios forestales, puntualiza.