Obras de El Purgatorio se retrasarán un año, confirma CEA

El director general del Comisión Estatal del Agua explicó que el proyecto de abastecimiento de la ZMG no peligra ante recorte de presupuesto federal
En este momento la construcción está enfocada a terminar la cimentación de la presa derivadora, donde falta excavar entre cuatro y seis metros
En este momento la construcción está enfocada a terminar la cimentación de la presa derivadora, donde falta excavar entre cuatro y seis metros (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Aunque el director general de la Comisión Estatal del Agua (CEA) en Jalisco, Felipe Tito Lugo Arias, aseguró que el recorte al gasto público federal para el estado no afectará la construcción de la presa derivadora El Purgatorio, que se construye en los municipios de Ixtlahuacán del Río y Zapotlanejo, en el río Verde, las obras concluirán hasta a finales de 2017, un año después del que las autoridades estatales pretendía en el comienzo de las obra en junio de 2013.

La construcción de este sistema que podrá bombear desde 1 hasta 13 metros cúbicos y que contempla cubrir “los tres metros de déficit” de abastecimiento de agua que presenta la Zona Metropolitana de Guadalajara, con agua del Verde, tendrá un costo total de 660 millones de pesos, “de los cuales llevamos ejercidos 240 millones, que es el porcentaje del orden del 36 por ciento de avances y estamos previendo que a finales de este año la obra de cabeza esté terminada, para enseguida continuar con el sistema de impulsión hasta llegar a la ampliación de la Planta de San Gaspar y El Ocotillo”.

El funcionario explicó que en este momento la construcción está enfocada a terminar la cimentación de la presa derivadora, donde falta excavar entre cuatro y seis metros para llegar a la profundidad del suelo “donde está el material que nos permitirá desplantar la cortina”, la cual contará con una longitud de 28 metros.

Actualmente “está terminada la obra de desvió que ya está operando, que nos permite manejar el río” para extraer el agua estancada del río Verde, para que el suelo permita el levantamiento de la presa.

“Está terminado lo que es el túnel, que tiene una longitud de 240 metros de profundidad, con un diámetro de 6 metros. Estamos procediendo el frente de trabajo, la plataforma donde va estar colocada la lumbrera”. Sin embargo, el director de la CEA cree que solo “estará la presa derivadora, la lumbrera, junto con la plataforma”, pues señala que lo primordial es dejar una buena cimentación para que no haya fallas en el proceso de ejecución de obra.

Un documento entregado por la CEA, titulado Juntos Cambiando Jalisco –que hace referencia al Segundo Informe de Aristóteles Sandoval-, describe que “Jalisco enfrenta un rezago de 20 años en infraestructura hídrica para dotar de agua a la ZMG [...] El Purgatorio permitiría aprovechar las aguas del río Verde para el abastecimiento de la ZMG, disminuyendo la extracción al Lago de Chapala y mantos acuíferos, lo que contribuye a su reparación”.

Lo que no pudo negar Felipe Lugo es que proyectos menores de infraestructura hídrica, que no especificó, sí correrán riesgo de quedarse rezagados tras el recorte de presupuesto federal de 124 mil 300 millones de pesos para Jalisco, pero afirmó que “afortunadamente, a pesar de todo lo que se ha estado señalado del Petróleo […] el presidente ha hecho prioritario este proyecto y todas las obras que son de infraestructura hidráulica que están en proceso y no van a pararse”.

De acuerdo a las autoridades del estado, una vez que concluyan los trabajos de la presa derivadora y de toma, comenzará la segunda etapa del proyecto para la creación de la “planta de bombeo, línea de impulsión, tanque de regulación y la conducción por gravedad a la planta potabilizadora (PP) San Gaspar”, así como la PP El Ocotillo y acueducto de interconexión y que deberán estar listas el año próximo.  

Con el funcionamiento de la presa derivadora El Purgatorio, el estado de Jalisco podrá descansar el agua del Lago de Chapala mediante la proyección de 5.6 metros por segundo hacia el cien por ciento de los municipios de la ZMG, que serán aprovechados del Verde, del cual “660 millones de m3 se van año con año a nivel del mar”.

MILENIO JALISCO publicó en 2012 que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) había negado el cambio de suelo en el sitio donde es construida la presa tras estudios que presentó la CEA; sin embargo, hoy el director general de la Comisión en materia de agua en Jalisco fue tajante e indicó que el proyecto no corre riesgo de una suspensión, pues dijo que el proyecto se encuentra libre de omisiones y dentro de los lineamentos de carácter ambiental.