Frenan exposición de FundeNL en Suecia por falta de recursos

La obra regia que expone la problemática de las desapariciones en Nuevo León fue seleccionada de entre candidatos de 53 países para formar parte de un evento de arte en Estocolmo, Suecia.

Monterrey

La falta de recursos y apoyo por parte de las autoridades estatales y federales frenaron la posibilidad de llevar al extranjero una muestra artística que expone la problemática de las desapariciones en Nuevo León.

La obra audiovisual, titulada Son; Microespacios de estética comunitaria y en la que participan integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL), fue seleccionada de entre candidatos de 53 países para formar parte del evento de arte Stockholm Fringe Festival (Stoff), que se llevará a cabo del 21 al 25 de octubre en Estocolmo, Suecia.

Sin embargo, pese a que se buscaron fondos para los viáticos por medio de dependencias a nivel estatal y federal, los planes para exponer la pieza en Europa tuvieron que ser cancelados a un mes del evento, pues no se recibió el apoyo necesario.

Damián Ontiveros Ramírez, artista plástico y responsable de la muestra, explicó en entrevista para MILENIO Monterrey que para sustentar los gastos del viaje se necesitaban 180 mil pesos, los cuales no lograron reunir.

Él, junto con las mujeres que integran FundeNL, aplicaron para el Programa para el Impulso y el Desarrollo Artístico de Calidad (PIDAC) 2015, del Consejo para la Cultura y las Artes en Nuevo León (Conarte), pero no obtuvieron éxito.

"Aplicamos y no quedamos seleccionados. Yo le pedí al jurado que me diera retroalimentación de por qué tomó esa decisión, para saber (...); yo estuve fondeando, buscando recursos por otros lados y la retroalimentación que me dieron fue que en la carta yo no aclaro que estoy buscando recursos por otros lados.

"La otra que me decían es que el proyecto, a nivel profesional, sólo me beneficia a mí como artista, y que ellos tenían que distribuir el dinero –arriba de 300 mil pesos– entre la mayor cantidad de gente", expuso.

Posteriormente recurrieron a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el resultado fue el mismo, por lo que se vieron obligados a cancelar su participación en el festival Stoff.

Aunque afirma que no están en busca de culpables, Ontiveros Ramírez considera que las autoridades estatales y federales no apoyarían lanzar al extranjero una obra que evidencia la gravedad del problema de las desapariciones en México.

"Obviamente ni el Estado ni la Federación me van a apoyar para un proyecto en que se visibiliza esta situación de la desaparición forzada, que viene desde el mismo Estado", señaló.

La muestra Son; Microespacios de estética comunitaria se iba a presentar el próximo mes en la ciudad de Estocolmo, Suecia por un espacio de cinco días, en los cuales, tres madres de desaparecidos crearían retratos a lápiz de los asistentes para después regalarlos como muestra de empatía y no como una herramienta de búsqueda, que es el uso que se le da cuando se desconoce el paradero de una persona.

Estas mujeres se caracterizan por no haber tenido antes un acercamiento con el arte plástico, por lo que antes de realizar las obras se les impartió un taller de dibujo para aprender a plasmar los rostros de sus desaparecidos.

"Expliqué la situación a la gente del festival y obviamente están muy consternados porque les gustó muchísimo el proyecto; era una oportunidad para hacer ese puente con otros países y mostrar la situación de lo que pasa en México, viendo a una víctima periférica a los ojos", agregó.

PESE A TODO, EL PROYECTO CRECE

Aunque no lograron reunir los fondos suficientes para presentarse en el festival sueco, el artista Damián Ontiveros pudo conseguir recursos para acrecentar la obra.

Fue a través del programa Financiarte del estado de Puebla como pudieron hacerse acreedores a 50 mil pesos para extender la muestra con 10 piezas más, en lo cual actualmente trabajan.

El encargado de la muestra señala que por lo pronto no habrá exposiciones, sino que impartirá más talleres de dibujo para acrecentar el proyecto, ya que éste despertó el interés de promotores culturales de varios países.

"Ya vamos a empezar otra vez talleres para seguir con más acervo, con más producción... Hay gente interesada en llevarlo, por ejemplo a Colombia, a unas personas de un centro cultural les interesó mucho; en Nueva York también.

"Yo estoy buscando en varios lugares, varios países, que se genere esta plataforma de visibilización", concluyó.