Pide no perderse en las "estructuras del pecado"

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, llamó a los creyentes a no aspirar a enriquecerse a costa de los demás y en su lugar purificar sus almas, durante la misa de lavatorio de pies.
Vera López lavó los pies a un grupo de niños para recordar que se debe tener una actitud de humildad y arrepentimiento.
Vera López lavó los pies a un grupo de niños para recordar que se debe tener una actitud de humildad y arrepentimiento. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, presidió la celebración de la institución de la eucaristía, el sacerdocio y el mandamiento del amor, en la Catedral de Santiago Apóstol.

En su mensaje inicial invitó a los feligreses a no perderse en las "estructuras del pecado" que los hombres crean, asociados entre ellos, para generar el dominio y la ignominia de la esclavitud en todo tipo de sistemas que generan injusticias, "es algo que Dios no quiere", indicó.

Dijo que estructuras políticas como la Cámara de Diputados, la de Senadores o las estructuras empresariales, en colación con los líderes sindicales son los que generan lo que él llama "pecados que nacen de una estructura", pues condenan a la pobreza a gran parte de la población.

Llamó a los creyentes a no aspirar a enriquecerse a costa de los demás, a controlar a los demás, a cargos políticos para enriquecerse a base de injusticias.

Lo anterior dijo que se da con las reformas estructurales a la ley federal del trabajo, a la ley energética, a la ley agraria, a la educación, al petróleo, pues todas las reformas van encaminadas a favorecer a una pequeña parte de la población mexicana.

Estas estructuras que determinan los salarios mínimos "de miseria", atraen a las grandes empresas quienes finalmente esclavizan a los obreros, lo que produce desigualdad que lleva a la criminalidad en la que vivimos, consideró Monseñor.

En este sentido dijo que los migrantes son equilibradores de las injusticias de las grandes empresas trasnacionales, pues buscan alcanzar un salario en los países de primer mundo que no les pagan en los países empobrecidos.

Finalmente llamó a los creyentes a no aspirar a enriquecerse a costa de los demás, a controlar a los demás, a cargos políticos para enriquecerse a base de injusticias, sino que aspiren a purificar sus almas como restauración total del corazón humano.

Luego del mensaje, Vera López procedió a lavar los pies a un grupo de niños para recordar que se debe tener una actitud correcta de humildad y arrepentimiento.