Violencia obstruye la construcción de la sociedad

El obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, aseguró que la inseguridad que vive la ciudad y el país en general, impiden que se ejerza el respeto a los derechos humanos.
Raúl Vera López, Obispo de Saltillo, aseguró que la violencia y la inseguridad detienen el crecimiento social.
Raúl Vera López, Obispo de Saltillo, aseguró que la violencia y la inseguridad detienen el crecimiento social. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

El obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, consideró que la violencia y la inseguridad abonan a que no se construya una sociedad en la que se respeten los derechos humanos.

Luego de la violencia con la que están perpetrando en Saltillo delitos como asaltos, tanto a negocios como a casa habitación, Monseñor Vera consideró "que los mexicanos, los coahuilenses, los saltillenses, vivamos con el Jesús en la boca y no tomemos medidas de organización social".

"Un tipo de organización social que permita darle a este país la estructura que todos los habitantes merecen, en la que exista respeto a nuestros derechos, a la vida, a la dignidad y sobre todo un proyecto de futuro".

Asimismo comentó que es muy penoso que se sigan presentando situaciones de violencia, aunque por "desgracia", dijo, esto no es una novedad, situaciones que siempre indignarán a todos, sobre todo cuando hay personas inocentes que resultan lesionadas.

"Yo siempre he dicho que para ser policía se tiene que tener una formación, no se puede ser policía de un día para otro, entonces siempre tienen que invertir en la preparación de los elementos".

De igual manera consideró que la violencia es una manera de enseñarnos que no estamos seguros, es un distractor para que "no volteemos alrededor nuestro" y darnos cuenta de que hay cosas que no van en la estructuración del país.

"Ahora con motivo del Tratado Trans Pacífico quieren que nosotros vivamos pensando en otras cosas, esto abona, no puede ser posible que de manera tan impune lo estén haciendo (delinquiendo), a pesar de que vemos policías y soldados por todos lados, entonces ¿qué significa esto?", cuestionó.

En lo referente a los abusos de autoridad por parte de los elementos de la policía municipal, que también han trascendido en los últimos días, precisó que es necesario que las administraciones inviertan en la capacitación de los elementos, pues un problema que ha existido en el país, en todos los tiempos, es el de tortura en contra de los detenidos.

"El daño físico, que se llama tortura en términos de derechos de la persona humana, es una característica denunciada desde las Naciones Unidas y esto es importante que nosotros lo vayamos capturando en nuestra mente, para que no vuelva a pasar", agregó.

Indicó que a nivel nacional el gobierno mexicano intentó desechar la denuncia que se hiciera ante tribunales internacionales, sobre la tortura desmedida que hay en México.

Sin embargo, se sabe que es verdad, que cualquier persona que es detenida inmediatamente empieza a ser torturada, para que declararse culpable de todo lo posible.