Obispo conmemora misa de imposición de sotanas

Sólo 30 por ciento termina por convertirse en sacerdote, de acuerdo con el director Académico del Seminario Mayor, Josué Marcos García Agustín.
Misa de imposición de sotanas.
Misa de imposición de sotanas. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

El obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, conmemoró la misa de imposición de sotanas a siete seminaristas, a quienes advirtió que la vocación que han elegido exige mucho trabajo.

Los jóvenes se incorporan al Seminario Menor, en donde estudiarán la preparatoria y el propedéutico, además señaló que se tiene que trabajar más en la promoción vocacional.

Aseguró a los seminaristas que tienen que asumir un trabajo organizado en donde “pesquen” a los hombres para que no vivan esa mentalidad de aprobar las injusticias y este mundo cambie, “lo que implica que no van a tener la parroquia de modo que a ustedes les quede mucho dinero”.

Además, comentó que la época que se vive en la actualidad son tiempos difíciles para la vocación sacerdotal, ya que las familias modernas procrean menos hijos, lo que hace que los padres no admitan que se postulen para ser sacerdotes.

Del 100 por ciento de los jóvenes que ingresan al Seminario, sólo 30 por ciento termina por convertirse en sacerdote, de acuerdo con el director Académico del Seminario Mayor, Josué Marcos García Agustín.

Explicó que esto se debe a que la institución cumple con su objetivo de ayudar a los jóvenes a encontrar su vocación.

Además, anunció que el Seminario Mayor de Saltillo abrirá inscripciones para la segunda generación de las licenciaturas en Teología y Filosofía, mismas que estarán disponibles para el público en general.

Cada licenciatura tiene una duración de tres años y el plan de estudios fue organizado de tal manera que exista una continuidad.